Especialistas argentinos desarrollaron de manera exclusiva en el país la Radioterapia de Intensidad Modulada Multileaf (IMRT), un nuevo avance en la lucha contra el cáncer.

Este sistema permite, además modular la intensidad de la dosis de radiación en la zona de tratamiento, minimiza la irradiación de órganos sanos adyacentes.

Las últimas dos décadas fueron testigo de considerables progresos en el tratamiento del cáncer, en lo que se refiere a terapia radiante.

La Radioterapia de Intensidad Modulada (IMRT) es el resultado de estos avances permitiendo el desarrollo de una nueva técnica, relacionada con radiaciones, con el objetivo de administrar las dosis de radiación precisas a un tumor o bien en áreas específicas dentro del tumor.

Con la IMRT se pueden suministrar dosis de radiación más altas y eficaces a los tumores, con menos efectos secundarios, en comparación con las técnicas de radioterapia convencional.

Si bien esta tecnología fue introducida en el país por Vidt Centro Médico, desde el 2003, fue en el transcurso de este año que los especialistas de la institución, introdujeron una mejora muy importante en la IMRT, incorporando el Método Multileaf con colimador multihojas Millenium de Varian.

De esta manera se obtiene un método de Radioterapia de Intensidad Modulada Multileaf, un tratamiento de última generación que permite conformar los campos de tratamiento y modular los haces de radiación con colimadores multihojas controlados por computadoras interconectadas en red, en un entorno completamente digital.

Esta tecnología permite definir digitalmente la apertura por donde pasará el haz de radiación que incide en el tumor y además la duración de la exposición para cada segmento, modulando así la intensidad de la dosis en la zona de tratamiento.

De esta manera, se logra entregar altas dosis al área a tratar, minimizando la dosis que reciben los órganos sanos adyacentes.

El proceso de Radioterapia de Intensidad Modulada Multileaf, comienza en el Centro Integrado de Simulación Virtual y Localización de Tumores para Terapia radiante.

Esta importante herramienta, única en el país, permite la optimización del tratamiento radiante, otorgando una exacta ubicación del área de tratamiento, permitiendo así el acceso a patologías que anteriormente no eran susceptibles de ser irradiadas.

Un equipo de profesionales integrado por médicos radioterapeutas, físicos especialistas e ingenieros electrónicos y de sistemas, realizan el diseño y planificación del tratamiento a llevar a cabo, determinando con precisión las dosis de radiación que recibirá el tumor y las dosis máximas posibles que recibirán los órganos que lo circundan.

Esto es validado por el médico radioterapeuta quien dará su aprobación para comenzar con las aplicaciones.

La automatización resultante de transferir al paciente todos los parámetros del tratamiento radiante mediante una guía computarizada, garantiza la máxima seguridad para la concreción del plan terapéutico elaborado por los médicos y físicos en las etapas de diseño y planificación.

Esta nueva tecnología produjo significativos beneficios en el tratamiento de cáncer de próstata, ya que este tumor requiere altas dosis de radiación.

Con IMRT Multileaf se pueden entregar altas dosis al volumen prostático con gran precisión y minimizando a su vez la dosis en los tejidos sanos que la rodean.

En relación a tumores de cabeza y cuello, a partir de la IMRT, se logra excluir de la radiación parte de las glándulas salivales, evitando así toxicidad a largo plazo como por ejemplo la xerostomía (ausencia o falta de salivación).

Las pacientes con cáncer de mama, tratadas con IMRT tienen menos reacciones cutáneas en el transcurso del tratamiento y un mejor aspecto estético a largo plazo comparado con otras técnicas según surge de diversos artículos publicados en la literatura médica.

Otra ventaja fundamental es el gran índice de protección del corazón y pulmones, órganos sanos adyacentes.

En la actualidad el cáncer de mama se diagnostica cada vez en etapas más tempranas de la enfermedad y las pacientes tienen larga expectativa de vida a largo plazo.

Utilizar técnicas de radio terapia que minimizan las dosis en los órganos sanos como el corazón y el pulmón es muy importante.