Increíble: tiene seis dedos, es jugador de basquet y exitoso

Lunes 14 de diciembre de 2009
El mundo del deporte suele dar a conocer algunos ejemplos de superación. Historias de vida en las que el esfuerzo y el trabajo se convierten en premisas principales para llegar a la cima. La última es la de Frank Tolbert.

Se trata de un escolta norteamericano que actualmente juega en la liga lituana y que padece una malformación genética conocida como polidactilia y que hace que el sujeto que la padezca tenga seis dedos en cada mano.

No obstante, y a pesar de la ventaja de lo que puede suponer, no siempre altera las condiciones de una persona. La polidactilia puede producirse con o sin movilidad en el dedo extra y, en el caso de Tolbert, es lo segundo.

Otros casos

Pero el de Tolbert, de 23 años, no es el único caso de un deportista de élite con malformaciones genéticas. Hay otros muchos que, a pesar de algunos impedimentos, han llegado a desarrollar una vida deportiva al más alto nivel.

Álex Sánchez (Real Zaragoza): El pasado 8 de noviembre, el delantero de la cantera del Zaragoza se convirtió en el primer jugador de la historia de la Liga que debuta en Primera División a pesar de faltarle la mano derecha. El canterano maño ya nació sin ella.

Porter Ellet (High School de Wayne): El jugador de la liga universitaria de Estados Unidos padece la misma alteración que Álex Sánchez, pero para él resulta más difícil, ya que su deporte es el baloncesto. Ellet sólo tiene un brazo, ya que el otro lo perdió cuando era niño en un accidente de tráfico.

Miha Zupan: Este ala-pívot fue el primer jugador sordo de la historia de la Euroliga. Un debut que se produjo en las filas del Union Olimpia, a pesar de la incapacidad, de nacimiento, del jugador esloveno. Zupan llegó a decir que tuvo que aprender a hablar con el balón en las manos