Dos empleadas domésticas uruguayas denunciaron que una familia argentina las encerró durante una hora y las obligó a desnudarse, luego de acusarlas de haberles robado dinero. El hecho ocurrió el último sábado, en un edificio de Punta del Este, donde los argentinos se encontraban veraneando.

Según la denuncia publicada en el diario La Gaceta de Tucumán, tras regresar de la playa, el matrimonio notó que les faltaban 500 pesos uruguayos, que equivalen a U$S 25, y responsabilizó a las mucamas, de 31 y 39 años. El jefe de la familia -cuyo nombre se preservó- las retuvo en una habitación y les exigió que se desvistan para que otra empleada del edificio las revisara.

Más tarde, el dinero apareció debajo de una cama y, entonces, uno de los hijos de la pareja reconoció que lo había sustraído sin el permiso de sus padres. Las empleadas radicaron la denuncia y ahora el fiscal de Maldonado, Luis Pacheco, deberá decidir si pide el procesamiento de los argentinos por privación ilegítima de la libertad o archiva el caso