LA CRISIS EN BOCA

Ameal no renuncia y le renueva a Palermo, Riquelme y Battaglia

Tras la dimisión de Alves, Ameal tuvo que salir a desmentir una futura salida: “Sino pudiera revertir la situación sería el primero en dejar el club”. Anunció que los tres referentes seguirán vinculados a la entidad
Viernes 9 de abril de 2010
Jorge Amor Ameal dijo hoy que no va a dar un paso al costado, aunque aclaró que de no poder resolver el mal momento que pasa el club “sería el primero en irse”. Además reconoció que en la búsqueda del nuevo entrenador tratan de tener “un proyecto y no un técnico”.

“No pienso renunciar, pero nosotros creemos que esta situación se va a revertir y sino la pudiera sería el primero en dejar el club, porque soy el primero en querer a Boca”, indicó Ameal a radio La Red.

“Uno sería inconciente sino se da cuenta del momento que está pasando la institución, pero creo que vamos a salir adelante”, agregó.

Tenemos la decisión de renovarle el contrato a ambos y hablaremos con ellos cuando termine el torneo”, expresó el titular xeneize quién confirmó además que también se prolongará el vínculo contractual del mediocampista Sebastián Battaglia, quien se recupera de una lesión.

"Vamos a hablar con ellos cuando termine el campeonato, como ellos lo han pedido, pero ya es decisión de la Comisión Directiva renovarles”, aseveró Ameal en el transcurso de una conferencia de prensa que brindó en el predio de Casa Amarilla, donde presentó al nuevo entrenador boquense, Roberto Pompei.

En el transcurso del diálogo con la prensa, Ameal habló de la crisis futbolística que vive el plantel y minimizó el incidente que protagonizaron ayer en el vestuario de Colón de Santa Fe, el ex entrenador Abel Alves y el arquero Javier Garcia, quienes tuvieron una fuerte discusión antes de comenzar el partido que Colón le ganó a Boca por 3 a 0.

"Yo llegué al vestuario y el técnico había tomado la decisión de no incluirlo como titular, y eso provocó el disgusto del jugador, pero obviamente el técnico es el que decide”, afirmó Ameal.

Agregó que "lo charlamos, dijimos que ante estas decisiones no hay que poner mala cara, pero es algo que pasa en todos los planteles”, remarcó. Ante una consulta respecto del posible sucesor de Pompei cuya labor finalizará cuando concluya el torneo Clausura, Ameal dijo que "estamos tomando decisiones en todo lo que sea necesario para beneficio del club”.

Y en cuanto al futuro técnico, resaltó: ”no me gusta hablar de nombres. Estamos trabajando en el proyecto que queremos para la institución. Se tiran muchos nombres pero nosotros no vamos a dar ninguno hasta que no hayamos tomado la decisión y acordado con el técnico”.

"Es normal que se nombren técnicos, porque nos parece una falta de respeto a mucha gente que hoy está trabajando y no es serio hablar de nombres, porque muchos técnicos que están trabajando o fuera del país quisieran venir a nuestra institución”, agregó.

Indicó que la Comisión Directiva debe ser seria "y trabajar en función del proyecto que tenemos para Boca”.

Al respecto, en las últimas horas surgió el nombre del actual entrenador de Banfield, Julio César Falcioni, con quién los dirigentes se habrían contactado para que tome el equipo a partir de junio próximo.

Basados en una encuesta que habrían encargado a una consultora, los dirigentes de Boca observaron que en el sondeo prevalecía Falcioni, por sobre Miguel Ángel Russo, Diego Cagna y Guillermo Barros Schelotto, los nombres propuestos por algunos directivos.

No obstante Falcioni hoy declaró públicamente que está "muy cómodo" en Banfield, donde le renovarían el contrato.

Luego, el presidente se refirió a la crisis que vive la institución, y en ese sentido, dijo que "para salir de la crisis, hay que enfrentarla y lo estamos haciendo. Nosotros trabajamos en función del núcleo del club y no de los que están afuera".

Posteriormente dijo que se siente cómodo con sus pares de la Comisión Directiva, pero aclaró que existen "distintas formas de pensar y las críticas, si son constructivas, en buena hora, las que buscan destruir no las escuchamos".

Cuando se le preguntó si los dirigentes hicieron autocrítica por el momento que atraviesa la institución, respondió: ”las críticas las hacemos de puertas hacia dentro, tratando de no cometer errores. Nos duele lo que nos está pasando y lo que nosotros queremos es que las cosas funcionen”, afirmó finalmente Ameal.