TENIA 85 AÑOS

Falleció el reconocido cineasta Aníbal Di Salvo

También director de fotografía, fue reconocido por dirigir clásicos como “Chúmbale”, "Las lobas" y “Boquitas Pintadas”. También trabajó al lado de grandes como Leopoldo Torre Nilsson y Hugo del Carril, entre otros.
Sábado 26 de junio de 2010

El cineasta y director de fotografía argentino Aníbal Di Salvo, de larga carrera en el cine nacional y colaborador de Leopoldo Torre Nilsson, Lucas Demare, René Mugica y Hugo del Carril, falleció hoy a los 86 años en la ciudad de Buenos Aires.

Los restos del director de "Chúmbale" y "Me robaron el papel picado" serán despedidos mañana, a partir de las 10, en la Casa Velazco, ubicada en General Ramírez de Velazco 1070, desde dónde será conducido a la Capilla ardiente del Cementerio de la Chacarita.

La muerte de Di Salvo fue informada a Télam por fuentes del Museo del Cine "Pablo C. Ducrós Hicken”, que recibieron la información de parte de familiares del cineasta, quien al parecer estaba viviendo en un instituto geriátrico porteño.

Nacido el 5 de octubre de 1924 en la localidad bonaerense de Bella Vista, Di Salvo había iniciado su actividad en 1942 como ayudante de cámara en "Melodías de América", de Eduardo Morera, y se desempeñó como camarógrafo hasta 1960, participando en 160 largometrajes de ficción y 20 documentales.

Fue iluminador de casi toda la filmografía de Leopoldo Torre Nilsson, además de colaborar con Lucas Demare, René Mugica, Hugo del Carril y Mario Sóffici, entre otras leyendas de la historia del cine argentino.

"Trayectoria" (1960), su primer cortometraje como director, fue premiado por el Fondo Nacional de las Artes, y en 1981 dirigió en video "Matías y los otros", que en 1983, con el título de "El caso Matías" fue trasladado a 35 milímetros y demostró la sensibilidad y el maduro oficio de Di Salvo.

Como realizador se le deben sumar títulos tales como "Atrapadas", "Seguridad personal" y "Las lobas", pero fue en 1997, cuando rodó "El Che" y, tras cinco años de inactividad, "Chúmbale" versión de la obra de Oscar Viale, que protagonizó Enrique Pinti, que llamó la atención como director.

En 2009 estrenó "Me robaron el papel picado", mientras que en 2001 había recibido el Premio Cóndor de Plata a la trayectoria de la Asociación de Cronistas Cinematográficos y en 2004 el de SICA.

Su labor como fotógrafo se destacó en títulos como "El dependiente", "Martín Fierro" (premio de Cronistas a la mejor fotografía en color), "El santo de la espada", "Güemes, la tierra en armas", "La maffia" (premio de cronistas a la Mejor fotografía en color), "Los siete locos", "Boquitas pintadas", "Los chantas", y "Bairoletto", entre muchas otras.