INOCENTE PRIVADO DE SU LIBERTAD

Policía estuvo detenido seis años por robo y fue absuelto tras juicio

Jorge Daniel Sosa fue acusado del delito de "robo agravado por el uso de armas", pero fue absuelto por falta de pruebas. Tenía 22 años en la bonaerense y un legajo intachable, pero por esta detención fue exonerado. Estuvo preso cuatro años en una cárcel común y los últimos dos años tuvo prisión vigilada por una pulsera magnética.
Lunes 9 de agosto de 2010
Un policía bonaerense que estaba preso desde octubre del 2004, acusado de haber asaltado con armas un colectivo en Rafael Castillo, fue absuelto por falta de pruebas durante un juicio oral en La Matanza, donde además se ordenó que se investigue la actuación policial en el caso.

Fuentes judiciales confirmaron a Télam que se trata de Jorge Daniel Sosa, quien había llegado a juicio acusado del delito de "robo agravado por el uso de armas", pero fue absuelto por el Tribunal Oral en lo Criminal 3 de La Matanza, luego de que el fiscal de juicio desistiera de la acusación por falta de pruebas.

El abogado defensor Miguel Racanelli aseguró que "Sosa tenía 22 años en la fuerza y un legajo intachable, pero por esta detención fue exonerado de la fuerza por el entonces ministro León Arslanián. Ahora vamos a pedir que se envíen los oficios correspondientes al Ministerio de Seguridad para que lo reincorporen".

Fuentes judiciales explicaron que la absolución de Sosa fue dictada hoy de manera unipersonal por la jueza Liliana Logroño del TOC 3 de La Matanza, luego de que el fiscal Alfredo Luppino desistiera de continuar con la acción penal por falta de pruebas.

"Había 26 testigos previstos y para el fiscal fueron suficientes sólo dos testigos para pedir la absolución por falta de pruebas. Nadie lo pudo reconocer", dijo Racanelli a Télam.

Uno de esos testigos fue el subcomisario que participó de la detención de Sosa y el otro fue el conductor de colectivo asaltado, quien no pudo reconocer en ningún momento al detenido en la causa.

"Se incorporó por lectura el acta de procedimiento donde Sosa quedó detenido. Allí consta que el robo fue el 22 de octubre y la denuncia la realizó cuatro días después, es decir el 26 a las 23. Lo increíble es que la detención se concretó ese 26 de octubre a las 22", contó Racanelli.

La jueza Logroño absolvió a Sosa y además ordenó que se investigue la actuación de la policía en el hecho.

El episodio que se le imputaba a Sosa ocurrió en octubre del 2004, cuando un colectivero denunció que había sido asaltado con armas por un hombre que le robó algunas pertenencias, rompió la máquina expendedora de boletos para llevarse las monedas y, luego, huyó en un auto rojo.

Según el abogado, el colectivero denunció el hecho cuatro días después de haber ocurrido y, ese mismo día, Sosa fue detenido en proximidades de la estación de trenes de Rafael Castillo cuando circulaba a bordo de un Fiat Fiesta color rojo con un familiar y otras dos personas.

Si bien en el momento el fiscal de instrucción número 6 de La Matanza Sergio Fernández Carrera lo notificó del inicio de la causa por "robo calificado por el uso de armas" y ordenó su libertad, días después solicitó su detención.

"Desde entonces estuvo detenido cuatro años en una cárcel común y los últimos dos años tuvo prisión vigilada por una pulsera magnética", explicó el abogado defensor.