Denuncian por corrupción al gobernador Ricardo Colombi

Legisladores provinciales ampliaron la semana pasada ante la Justicia Federal en Paso de los Libres una denuncia contra el gobernador de Corrientes, en la que lo acusan de recibir dos casas como "regalo", en una maniobra que le habría permitido enriquecerse ilícitamente y evadir impuestos.
Lunes 15 de noviembre de 2010
El gobernador de Corrientes aseguró que la próxima campaña electoral será "muy violenta" en la provincia, con "acciones cruzadas", en relación a la denuncia por enriquecimiento ilícito y evasión impositiva que el justicialismo presentó en su contra la semana pasada.

Colombi volvió a desacreditar este domingo esas acusaciones y dijo que la denuncia responde a "una campaña" en su contra por parte de un sector del Partido Justicialista y del radicalismo opositor liderado por su primo y ex gobernador, Arturo Colombi.

"Esto es el inicio de lo que se va a venir. Va a venir una campaña muy violenta en la provincia con acciones cruzadas. Hay una mezcla de intereses de sectores del Partido Justicialista y de nuestro partido que fueron los que perdieron las elecciones con informaciones cruzadas y actitudes perversas y este es el inicio, lo que viene va a ser mucho peor", dijo el gobernador.

Así vaticinó el mandatario la carrera proselitista para 2011, cuando además de las presidenciales, Corrientes tendrá elecciones para cargos legislativos nacionales y provinciales.
Estas declaraciones del gobernador abonaron las versiones que indican que su entorno prepara acusaciones judiciales contra el intendente de la capital correntina, Carlos Espínola, y el ex candidato a gobernador, Fabián Ríos, ambos del kirchnerismo.

En clara referencia a esos líderes del PJ y en un contexto de confrontación permanente, Colombi afirmó: "Sabiendo los actores que están detrás de esto (por la denuncia) no me sorprende nada,
pero la vida da revanchas".

La denuncia penal contra Colombi fue presentada por los legisladores Jorge Barrionuevo, Rubén Bassi, Tamandaré Ramírez Forte, Luis Badaracco e Irma Pacayut, todos del bloque justicialista de la Legislatura provincial.

Barrionuevo explicó en conferencia de prensa que la supuesta comisión de delitos debe investigarse por dos casas adquiridas por el mandatario: una donde vive actualmente, en la esquina de Perú y 9 de Julio, y otra en Irigoyen y Chaco, a pocas cuadras del centro correntino.

La denuncia involucra también al dirigente radical Marcelo Laslo, a su esposa, María Elena de Laslo, y a una escribana identificada como Gladys Báez, por la supuesta participación en las operaciones.

Según dijo Barrionuevo, "Laslo compró éstos inmuebles y, en un mmismo acto, en el mismo lugar, otorgó un poder especial a favor de mRicardo Colombi para que haga lo que quiera con esas casas, sin obligación de rendir cuentas, le regaló las dos casas".

"Cómo es posible que alguien compre una casa en 600 mil pesos y, ese mismo día, se la regale a una persona que en ese momento era legislador y ex gobernador", expresó en relación al actual mandatario.
El Partido Justicialista espera ahora que la jueza federal Mabel Borda cite a declarar al gobernador y a los otros implicados en su denuncia.