Macri a la Embajada de Bolivia: 'No tengo nada de qué disculparme'

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, rechazó de manera tajante el reclamo de la sede diplomática para que ofrezca disculpas públicas por sus dichos sobre la política inmigratoria, que consideró "xenófobos".
Sábado 11 de diciembre de 2010
"No tengo nada de qué disculparme", dijo Macri e insistió en que una de las causas de la toma del Parque Indoamericano, donde murieron tres personas, entre ellas dos bolivianos, se debe a "esta inmigración descontrolada y el gobierno ausente".

Macri afirmó que "no" va a "permitir que mientan, acusándolo de "xenófobo y discriminador" y dijo que, en realidad, es el gobierno nacional el que discrimina al sur de la ciudad, al negarle apoyo de la Policía Federal.

"Lo que nosotros hacemos es criticar la mentira de decirles a los hermanos latinoamericanos que tenemos soluciones para ellos", afirmó Macri respecto del reclamo de la embajada boliviana.

En un comunicado, la sede diplomática a cargo de Leonor Arauco Lemaitre había rechazado las declaraciones de Macri, por entender que "generan un clima de xenofobia en contra de la comunidad boliviana, estigmatizando a quienes aportan al desarrollo y economía" de la Argentina, que los acoge "con una Ley Migratoria respetuosa de los derechos humanos".

"La Embajada de Bolivia reclama disculpas públicas con la colectividad boliviana residente en la Argentina. De la misma forma, exige el pronto esclarecimiento y la sanción a los responsables del fallecimiento de nuestra compatriota Rossemary Chura Puña", indicó la representación, que hizo llegar su reclamo a la Cancillería argentina, a la Defensoría del Pueblo de la Nación y al INADI.

Por su parte, el cónsul de Bolivia en la Argentina, Antonio Abal, se mostró este viernes "dolido" por las "fuertes expresiones xenófobas, incluso de autoridades locales", y remarcó que los bolivianos que residen en el país "trabajan, producen y ayudan al desarrollo" de la Nación.

"Hechos como éste y declaraciones poco afortunadas preocupan por la buena relación que tenemos con Argentina. Estamos tratando cada vez más de crear sociedades tolerantes que sepan manejarse en términos de interculturalidad porque ese es el futuro de este siglo", indicó Abal en declaraciones radiales.

Y subrayó que si bien "es verdad que hay bolivianos que están ocupando un predio que no debería ser ocupado", también "ellos han sido víctimas de una manipulación, se han elaborado listas con anterioridad, se les ha prometido que se les iba a dar un pedazo de tierra".