Denuncian por hurto y lesiones a uno de los de Gran Hermano 2011: podrían obligarlo a salir para rueda de reconocimiento ante la víctima

Cristian Urrizaga (conocido como Cristian U.) fue acusado por un abogado de esos delitos. En virtud de que la causa no revista gravedad ni hay detenidos, el trámite no reviste carácter urgente y se fijó fecha para realizarlo después de que finalice la feria judicial de verano.
Jueves 30 de diciembre de 2010
Cristian Urrizaga, participante del reality show "Gran Hermano" -que emite Telefe-, se vio envuelto en una polémica extra televisiva cuando se conoció una denuncia en su contra por hurto y lesiones que puede depararle, al menos, participar de una rueda de reconocimiento en febrero, cuando concluya la feria judicial.

Urrizaga, de 30 años, quien entró al programa presentándose como paseador de perros, fue acusado sorpresivamente por un abogado -cuyo nombre no trascendió- de haber agredido en abril de este año a un abogado que pedía ayuda a los clientes de un maxikiosco para que fueran testigos en una causa en la que estaba interviniendo.

En ese contexto se habría producido un entredicho violento por el que está acusado Urrizaga, quien fue reconocido, según la denuncia, a raíz de su participación en el show mediático.

La denuncia la tomó el fiscal Marcelo Martínez Burgos y recayó en el juzgado en lo
Correccional de Gabriel Ghirlanda, quien dejó para más adelante la citación a Urrizaga a que participe de una rueda de reconocimiento, hasta tanto se concreten otras medidas de prueba que consideró necesarias, según confiaron fuentes judiciales a Télam.

En virtud de que la causa no revista gravedad ni hay detenidos, el magistrado consideró que el trámite no reviste carácter urgente y fijó fecha para realizarla después de que finalice la feria judicial de verano.

Por el lado de Telefe, las autoridades del canal informaron a Télam que los estudios no habían sido allanados, que la emisora va a prestar total colaboración con la justicia y recordaron que “Gran Hermano” es “simplemente un juego en TV”.

Fuentes cercanas al magistrado aclararon que Ghirlanda, que se encuentra de turno, quiere leer el expediente, interiorizarse de la denuncia, tomarle declaración a la víctima y a partir de allí tomar las medidas para identificar y detener a los agresores.

Por esa razón, Ghirlanda ordenó para febrero próximo una serie de medidas de prueba, que serán previas a la posibilidad de que Urrizaga sea citado a participar de una rueda de reconocimiento.

Sobre el participante de Gran Hermano pesa una denuncia por daños, lesiones y hurto, delitos por los cuales el fiscal Martínez Burgos pidió su detención al juez Ghirlanda.

Según la denuncia, en abril, un abogado concurrió a un maxikiosco donde se encontraba Urrizaga con unos amigos y les pidió si podían salir de testigos de un ilícito que iba a denunciar.

Al parecer, y siempre según el denunciante, ingresó un menor de edad y el propietario del comercio (con un aparente vínculo con Urrizaga) le vendió una bebida alcohólica, situación que fue observada por el denunciante que realizó una llamada de atención al comerciante.

En ese momento se inició una discusión que derivó en una pelea que terminó con golpes contra el denunciante y la rotura de una computadora portátil.

Por su parte Eduardo, un amigo de Urrizaga que se encontraba esa noche con él, negó la denuncia y aseguró que “cuando Cristian se entere se va reír, lo que quieren es sacarle plata", concluyó.

Al respecto, se refirió a través de su Twitter (@marianopeluffo) el conductor de los debates de GH 2011, Mariano Peluffo.

“Al entrar Cristian U no tenia antecedentes. Al verlo en TV un particular supuestamente lo reconoce como su agresor y radica denuncia. Ahora el juez debe expedirse y resolver si lo cita arueda de reconocimiento, como 1ra medida. Puede ser él, o no. Si la justicia lo solicita, deberá salir de la casa y comparecer. Aun no hay nada resuelto. El denunciante dijo que había sido golpeado por un NN y radicó denuncia. Hoy se presenta y dice que ese NN es el que está en GH”, dijo a través de cinco mensajes en la red social el animador.

En un principio se barajó la posibilidad de un allanamiento a la vivienda en la que se desarrolla el reality, pero con los dichos de Peluffo esta posibilidad queda desestimada.