Porteños votarán Comunas y jefe de Gobierno el 10 de julio

Los legisladores sancionaron la unificación por unanimidad con 54 votos afirmativos. Se busca así simplificar el calendario electoral en la Ciudad, que podía llegar a tener hasta seis llamados a las urnas.
Jueves 31 de marzo de 2011
La Legislatura porteña aprobó este jueves la unificación de la elección de las autoridades que estarán al frente de las Comunas, que iban a realizarse el 5 de junio, con los comicios para jefe de Gobierno, vice y diputados, convocados para el 10 de julio, en un intento por simplificar el calendario electoral en la Ciudad, que podía llegar a tener hasta seis llamados a las urnas.

Los legisladores sancionaron la unificación por unanimidad, con 54 votos afirmativos, ningún negativo, ni abstenciones, en el marco de la sesión ordinaria en el Parlamento de la Ciudad luego de tres horas de debate en el que los diputados expusieron las razones del respaldo a la iniciativa.

Puntualmente, los diputados reemplazaron la fecha de las elecciones de las juntas comunales, que estaba planteada para el primer domingo de junio, y que marcaría el primer paso para la puesta en marcha en estas 15 unidades de gestión descentralizada que están contempladas en la Constitución de la Ciudad desde hace 15 años, pero que nunca fueron puestas en vigencia.

Sin embargo, desde el Ejecutivo porteño plantearon a la Legislatura juntar los comicios en julio, a través de un proyecto redactado por el macrista Martín Ocampo, ya que el cronograma electoral en la Ciudad incluía al menos seis convocatorias a elecciones, si es que la llamada a Comunas se hacía en forma individual.

Esta aprobación, en tanto, logró un amplio consenso de parte del arco opositor recién esta semana, luego del anuncio oficial que hizo Mauricio Macri en torno a la fecha del 10 de julio para elegir a su sucesor, el vice de Gobierno y 30 de los 60 diputados de la Ciudad en diciembre próximo.

El diputado Juan Cabandié, del bloque Encuentro Popular para la Victoria, analizó que “si se separaban las elecciones comunales de las de Jefe de Gobierno se caía en un gran error porque el PRO no hizo bien la tarea de difusión de las Comunas sin explicar lo que se iba a estar votando en junio”.

"Vamos a concretar definitivamente la posibilidad que haya descentralización en la Ciudad de Buenos Aires", señaló el diputado Sergio Abrevaya, y remarcó que “al juntar ambas elecciones nos aseguramos además una mayor participación esta primera vez que se van a elegir los comuneros".

Por su parte, el presidente del bloque "denarvaísta" de la Legislatura, Daniel Amoroso, consideró que la unificación de las elecciones "se le simplifica la vida a los ciudadanos y se ahorran recursos".

"Ahora que tenemos una fecha concreta para las elecciones anunciada por el jefe de Gobierno, la del 10 de julio, es lógico que los comicios para elegir a las autoridades de las Comunas se hagan en forma unificada ese mismo día", subrayó Amoroso.

“Unificar estas elecciones obligará a los medios de comunicación a tratar el tema y de esa manera, la llegada al vecino será más directa y efectiva", comentó la legisladora María Raquel Herrero, quien agregó que “teniendo en cuenta la cantidad de actos electorales era una barbaridad tener seis elecciones teniendo en cuenta el gasto que genera la realización de un comicio”.

Las Comunas representan un modelo de gestión descentralizada que divide a la Ciudad en 15 unidades, las que tendrán una junta compuesta por siete miembros que deberán conocer la zona a representar ya que tendrán incidencia en el manejo de los recursos y en la decisión de las prioridades y necesidades del barrio.

Entre sus atribuciones, está la planificación y control de los trabajos de mantenimiento en avenidas, calles, pasajes y espacios verdes, lo que genera desde hace tiempo una evidente incomodidad dentro de la administración macrista.

Esto se debe a que facultad otorgada podría complicar la firma de algunos de los contratos con lasempresas, especialmente las vinculadas a obras de mantenimiento del espacio público, dado que estarían condicionados al aval de las juntas comunales.