Karina Mazzoco espera un "varoncito" para noviembre

La conductora de TV contó que “este hijo no llega por accidente” ya que “fue buscado, deseado y hoy es un hecho”. Karina está en pareja desde hace 11 meses con el corredor de autos Omar El Bacha. “Estoy convencida de que este embarazo tiene que ver con esta nueva reacomodación en mi vida”, resaltó.
Miércoles 24 de mayo de 2006

A los 36 años, la conductora de TV dará a luz a su primogénito en el mes de noviembre. “Mi primer hijo será varón”, reveló Karina Mazzoco, quien está en pareja con el corredor de autos Omar El Bacha, de 34.



“El día que vi las dos rayitas del test, pensé: ‘Paren el mundo! Estoy embarazada’, como dice un libro que vi por ahí. Es que me tomé tantos años para llegar a este momento que tenía ganas de ponerme a gritar la noticia. Quería gritarlo porque ya era un hecho, porque me había decidido, porque finalmente estaba embarazada. Y no me lo podía guardar. Pero, a pesar de mis ganas, fui prudente y esperé un poco para anunciarlo públicamente”, contó Mazzoco a la Revista Caras.


Con respecto a por qué esperó tanto tiempo para concebir, ya que cuando estuvo casada con su anterior pareja no tuvieron hijos, Karina explicó: “Estoy convencida de que este embarazo tiene que ver con esta nueva reacomodación en mi vida que, a su vez, se relaciona con poder empezar a entender cómo son las cosas, a sentirme más feliz, más merecedora. Por eso llega ahora”.



Luego de divorciarse, mientras estuvo casi tres años sola, ella pensaba: “¿Cuánto tiempo pasará hasta que me encuentre con alguien, con lo difícil que es, hasta que entable una relación, me enamore y pueda empezar a pensar en ser mamá? Creía que podía llevarme una década. Imaginaba que todo iba a ser mucho más difícil. No sabía que me iba a encontrar con alguien, que me iba a enamorar y que, sin meditarlo demasiado, iba a decidir tener un hijo con él. Porque este hijo no llega por accidente. Fue buscado, deseado. Y hoy es un hecho. Todo esto pasó en poco menos de un año. Hace 11 meses que conozco a mi pareja”.


Cuando se enteró del sexo de su hijo lo primero que hizo fue comprarle un par de zapatillitas. “A mí me daba lo mismo, pero el papá quería un varón. Igual me gustaría tener la experiencia de una nena, pero vamos por capítulos. Lo que todavía no tengo es el nombre, lamentablemente. Me encantaría tener todo ya mismo. El cuarto, el nombre, todo. Pero supongo que él me irá dando pistas para que elija el nombre que mejor le sienta”, relató a Caras.


Con respecto a su trabajo, Karina contó que va a seguir trabajando intensamente durante un mes y medio o dos haciendo la nueva temporada de “Transformaciones”.


“¿Después? No sé. ¿Y sabés qué es lo mejor? Que no me importa nada. Si en algo me cambió este embarazo es que todo me importa mucho menos. Estoy tanto más relajada. Sólo quiero pensar en mi bebé”, concluyó.