UNA HISTORIA CON ALTURA

Tyler, el basquetbolista que eligió "Vivir en Argentina"

Lleva más de 10 años en nuestra tierra y con su 2.05 metros eligió el básquet. Vive de un deporte que le permitió conocer diferentes lugares argentinos. En video, otra impactante historia contada por Lorena Toso para Canal 26.
Jueves 1 de diciembre de 2011

Tyler Field es un deportista que llegó para quedarse a "Vivir en Argentina". Nació en Estados Unidos y desde hace más de 10 años juega al básquet en nuestro país.

“Hace casi 11 años vine por primera vez y juego al básquet, dice este gigante californiano -mide 2.05- que vive en Buenos Aires y que en la actualidad juega en Obras Sanitarias.

Justamente, ese deporte lo ha hecho conocer diferentes lugares: “Hay dos equipos en Santiago del Estero, Córdoba, Paraná. Conozco La Rioja, Comodoro Rivadavia”.

“Todas las rutas argentinas las tengo en claro porque siempre viajamos en colectivos y se lo que son las pampas verdes de la Provincia de Buenos Aires y más allá...”, confiesa.

Field cuenta que arribó a nuestro país en una época muy difícil. “Llegué en 2001, en plena crisis. Había muchos problemas en el país, pero vi cómo estaba la gente, con cara buena durante tiempo malo y me gustó”, dice y agrega: “Vi que la gente lo bancaba”.

Tyler se nacionalizó argentino en 2007. “Tuve que hacerme la residencia y me interesó nacionalizarme por el trabajo porque hay una cantidad fija, un cupo máximo de extranjeros por aquí. Y ahora no cuento en ese cupo”, cuenta.

Es que ahora Tyler afirma ser “un argentino más” y hasta aprendió a hablar en un casi perfecto castellano: “Tomé seis clases y después presté mucha atención. Mi suegro te puede contar que venía con mi diccionario chiquito a la casa, a la mesa para hablar con ellos, y mi señora por suerte habla inglés”.

Hoy, siente el apoyo de su familia política como si fuera la natural. “Es fuerte y es parte del estilo de vida argentino que llevo. Son muy familiares, se apoyan mucho y tengo la suerte de tener esa parte de la vida a la que están acostumbrados ustedes”, sostiene.

Está feliz de vivir en Argentina y lo deja en claro: “Estoy muy contento de poner vivir acá y jugar al básquet y crecer con mi familia. Conozco mucha gente que me ha ayudado, principalmente en el mundo del básquet, y estoy muy agradecido”.