Los especialistas recomendaron aumentar el consumo de agua durante todo el día, evitar bebidas alcohólicas o muy dulces, evitar comidas abundantes, comer alimentos frescos como frutas y verduras, usar ropa holgada de colores claros.

También se aconseja no realizar ejercicios físicos en ambientes calurosos, protegerse del sol poniéndose un sombrero o usando una sombrilla y utilizar cremas de protección solar (SPF en inglés), factor 15 o más.

Asimismo, a los niños pequeños hay que hacerle beber agua fresca y segura en forma abundante, mantenerlos en lugares frescos y ventilados y ducharlos o mojarles el cuerpo.

En tanto, a los lactantes es fundamentar darle el pecho con más frecuencia.

Los síntomas de un golpe de calor son: dolor de cabeza, vértigos, mareos, posible pérdida de conciencia, piel enrojecida, caliente y seca, respiración y pulso débil y elevada temperatura corporal.

Ante estos síntomas, se aconseja trasladar a la persona afectada a un lugar fresco, en la sombra, mojarle la ropa, ponerle hielo en la cabeza, intentar darle de beber agua fresca o un poco salada y

Por otra parte, la cartera de Salud explicó que el alerta amarillo regirá hasta las 19, momento en el cual se actualizará.

A su vez, se detalló que este nivel de alerta determina que "las olas de calor pueden ser peligrosas, especialmente para los bebes y niños pequeños, personas mayores de 65 años o aquellos con enfermedades crónicas respiratorias o cardíacas -hipertensión arterial, obesidad y/o diabetes-.

El sistema de alertas por calor del SMN, incluye los niveles verde (sin efecto sobre la salud), amarillo (leve-moderado), naranja (moderado alto) y rojo (alto-extremo).