TERMINO UNA LARGA GIRA

Después de dos días de odisea, Boca volvió a Buenos Aires

Los dirigidos por Falcioni estuvieron de viaje por Colombia y Venezuela. Debían arribar a Capital Federal el martes, pero distintas complicaciones cambiaron los planes. La delegación, junto a la de All Boys, arribó a las 18:30, procedente de Córdoba.
Jueves 2 de agosto de 2012

El plantel de Boca Juniors, que el lunes se adjudicó el torneo amistoso Copa Vitalicia en Venezuela, arribó finalmente hoy a las 18.30 a Buenos Aires, luego de más de 59 horas y media de viaje.

Los jugadores llegaron al aeropuerto internacional de Ezeiza, tras la última escala del viaje en Córdoba, y desde allí cada uno partió en taxi hacia sus domicilios.

Luego de enfrentar el pasado lunes en Puerto La Cruz, Venezuela, a All Boys, al que venció 4-1 en definición por penales luego de igualar en un gol para adjudicarse la Copa Vitalicia, la delegación xeneize debía emprender el regreso en vuelo chárter para llegar en las primeras horas del martes a Ezeiza.

Por problemas de la organización, el chárter no partió de Venezuela en la noche del lunes, tras el partido ante All Boys, ni en la mañana del martes como se reprogramó en un primer momento. Tampoco lo hizo en el resto de ese día y ni el miércoles por la mañana porque todavía no se había hecho efectivo el pago del nuevo servicio contratado.

Finalmente, el avión que trajo de regreso al país a Boca junto con All Boys despegó del aeropuerto Barcelona, cercano a Puerto La Cruz, pasado el mediodía del miércoles en Venezuela y después de una escala técnica en Santa Cruz de la Sierra, el arribo a Ezeiza estaba previsto para las 22, aproximadamente.

Sin embargo, la niebla determinó que, como el avión no contaba con equipamiento suficiente para aterrizar en esas condiciones, el vuelo fuera desviado hacia el aeropuerto de Córdoba.

Como los dirigentes de Boca no consiguieron alojamiento en un hotel adecuado de la capital provincial para que la delegación pase la noche, debieron partir en ómnibus a Villa Carlos Paz, donde llegó ya avanzada la madrugada.

Mañana desde las 16, tendrá lugar, en el complejo Pedro Pompilio, el primer entrenamiento en lo que va de la semana, el cual, como corresponde al día previo a una competencia, ya que Boca debe jugar el sábado a las 18.10 con Quilmes, será de menor exigencia.

La única buena noticia para el plantel que conduce Julio Falcioni en los últimos días es que no hay ningún jugador lesionado, por lo que el equipo para afrontar la primera fecha del torneo Inicial, de no surgir nuevos imprevistos, puede darse por casi confirmado.

Boca saldría al campo de Quilmes así constituido: Sebastián D'Angelo; Franco Sosa, Rolando Schiavi, Matías Caruzzo, Clemente Rodríguez; Pablo Ledesma, Leandro Somoza, Walter Erviti; Cristian Chávez; Lucas Viatri y Santiago Silva.

Según trascendió el presidente de la institución xeneize, Daniel Angelici, dialogó en privado con el defensor Rolando Schiavi, quien se había quejado por su cuenta en Twitter sobre la mala organización y la calidad del alojamiento.

El mandamás del cuadro de La Ribera pidió calma, que no se hagan declaraciones en caliente y le adelantó al "Flaco" que hablará con todo el plantel en las instalaciones del club.