ZONA DE PODER

Pablo Culell y los secretos de "Graduados", éxito de la TV

Lorena Toso decidió meterse en el corazón de "Graduados" el éxito televisivo del año. Para eso entrevistó a Pablo Culell, su productor general.
Jueves 6 de septiembre de 2012
Pablo Culell es el productor general de “Graduados” el éxito televisivo del año. Lleva 20 años en la profesión y desde 2002 trabaja con Sebastián Ortega.

En su curriculum se cuenta “Los exitosos Pells, “La Lola” y anteriormente “Los Roldán”. Cullel tiene “su base de operaciones” en la productora “Underground” ubicada en el barrio porteño de Palermo hasta donde llegó Lorena Toso, conductora del envío "Zona de Poder" que se emite por Canal 26.

Cullel afirma que “mira tele” pero “mucho teatro y cine porque todo lo que tiene que ver con lo documental y la ficción tiene una intercomunicación porque allí hay una base dramatúrgica y actoral que quizá en la TV no encontrás y trato de nutrirme de otros medios para no quedarme en lo que uno hace ”.

Desde su oficina, Cullel revela su método de trabajo: “Yo a la mañana, hago el corte final, que el día anterior ve Sebastián, y yo le doy mi mirada y al otro día voy a edición hago los ajustes necesarios y después durante el día tenés reuniones con autores, actores, representantes pero una vez a la semana hacemos una reunión autoral donde bajamos la línea de lo que vamos a hacer en los próximos diez capítulos”.

Si bien reconoce que “no se vuelve loco nunca” asegura que "cuando las cosas no te van tan bien o como las esperabas ahí es el punto donde uno debe tranquilizarse y sino está tranquilo hacer de cuenta que está tranquilo. Y cuando te va muy bien también hay que saber manejarse para que los egos no se vayan al diablo y tratar de que todo es muy efímero, porque el éxito hoy lo tenés y mañana y hay que tratar de acostumbrarse a esto, porque este medio es así”, define.

Cullel cuenta un ritual: “Desayuno todos los días en un bar frente a mi casa, leer diarios y espero el rating y lo analizo con Sebastián Ortega”. Por otra parte afirma que “cuando un programa está tan instalado las decisiones son como orgánicas, naturales, van fluyendo y obvio que te podés equivocar , pero en este programa sentimos que cada decisión de las que tomamos está acertada”.