Menotti vs Bilardo, un nuevo round que lleva varias batallas

El técnico del seleccionado argentino campeón del Mundo en 1978 descalificó las opiniones del “doctor” acerca del actual nivel de juego de Alemania. El técnico rosarino respondió a las declaraciones del Doctor Bilardo, quién planteaba bases para el partido del viernes.
Jueves 29 de junio de 2006

Menotti, quien trabaja como comentarista de la agencia DPA, calificó de "disparate" el análisis de Bilardo acerca de que "la clave para Argentina (que el viernes enfrentará a Alemania por cuartos de final del Mundial) es atacar por el centro de la defensa" germana, y describió a los centrales Metzelder y Mertesacker como "los más flojitos que tiene Alemania".

Bilardo, campeón mundial en México 1986, tampoco coincidió con la "revolución" que Menotti advierte en el planteo de Juergen Klinsmann en el seleccionado alemán.
"Ese tipo de apreciaciones me parecen un disparate. Yo a Alemania la veo siempre igual. Distinta quizás a como jugaba en su momento con Franz Beckenbauer, cuando tenía dos puntas muy potentes como Klinsmann y Voeller. Esto de que ahora es más ofensiva. Pero si uno ve la historia de Alemania, siempre tuvo muy buenos goleadores", opinó el 'Narigón'.

En tanto Menotti, en su entrevista con DPA, dijo no entender como Bilardo es capaz de hacer semejante análisis, y consideró que el seleccionado alemán "no es débil, sobre todo en el mano a mano".

"Lo que pasa es que como todo equipo que plantea los partidos tratando de defender con calidad y no con cantidad, entonces siempre las situaciones se generan, pero hay que aguantarlos arriba también. Si arriesgás atrás tenés que ser contundente arriba.. Pero si metés 20 situaciones de gol y el adversario tres, la labor está cumplida", estimó el 'Flaco'.

El ex entrenador de Boca, River, Independiente y Rosario Central, entre otros equipos, aclaró que, si en cambio el equipo "no llega nunca, como Argentina contra México, y el rival genera dos situaciones, el trabajo no está cumplido. El fútbol es como todo.

“Cuando despoblás un lugar se va a poblar el otro. Si no se tiene eficacia cuando se genera la jugada y no se es contundente, es un peligro", concluyó.