Interrogó al Papa y asegura que "no tuvo implicancias" en el secuestro de los sacerdotes

"No es un cruce de opiniones. No da para la controversia. Ya hay un fallo judicial", afirmó además Germán Castelli quién indagó a Jorge Bergoglio en el marco de la causa por los delitos de lesa humanidad en la ESMA. El magistrado aseguró que "las preguntas fueron amplias y se lo escudriñó a fondo", al tiempo que remarcó "la importancia que tenía este testimonio para los acusadores particulares".
Sábado 16 de marzo de 2013
Uno de los jueces de la causa por los delitos de lesa humanidad en la ESMA, Germán Castelli, aseguró que el papa Francisco "no tuvo implicancias jurídicas" en el secuestro de los sacerdotes jesuitas y que "es totalmente falso decir que los entregó".



Así se refirió a las críticas que un sector del oficialismo a Jorge Bergoglio por la acusación de haber "entregado" a los sacerdotes Francisco Jalics y Orlando Yorio, secuestrados durante la última dictadura militar.



"No es un cruce de opiniones. No da para la controversia. Ya hay un fallo judicial", sentenció Castelli en declaraciones a un matutino porteño, quien dijo estar seguro sobre el fallo que dictó junto a sus colegas Daniel Obligado y Ricardo Farías cuando condenaron a los represores de la ESMA.

El magistrado sostuvo que "es totalmente falso decir que Jorge Bergoglio entregó a esos sacerdotes" y agregó: "Lo analizamos, escuchamos esa versión, vimos las evidencias y entendimos que su actuación no tuvo implicancias jurídicas en estos casos. Si no, lo hubiésemos denunciado".

Hace dos años, Bergoglio declaró como testigo ante el Tribunal Oral Federal N° 5 que integraban Castelli, Obligado y Farías, en el marco de la causa que investigó el secuestro de Yorio y Jalics en ese centro clandestino de detención.

"Es importante para Bergoglio, como Papa, un fallo de esta naturaleza. Lo firmamos con la autoridad moral que nos da ser jueces y haber habilitado a los querellantes a que lo interroguen sin limitaciones", recordó Castelli.

Además, el juez subrayó que junto a sus colegas le dieron "la oportunidad a la versión contra Bergoglio" y vieron "las constancias" para llegar a la conclusión final.

"Llegamos a la conclusión de que los sacerdotes desafiaron con mucha valentía a sus superiores, para seguir actuando frente a un régimen ciego, sangriento que no reconocía a quien se ponía en su camino, sean jueces, abogados, curas, o cualquier trabajador", explicó Castelli.

El magistrado aseguró que "las preguntas (a Bergoglio) fueron amplias y se lo escudriñó a fondo", al tiempo que remarcó "la importancia que tenía este testimonio para los acusadores particulares".

Además, consideró que "fue un gran acierto, desde el punto de vista republicano y visto ahora a la distancia, dado que Bergoglio es ahora el Papa".

"No juzgamos si Bergoglio pudo haber sido más o menos valiente. La pregunta es si entregó a los sacerdotes o no. Y coincidimos en que no hubo razones para que lo denunciáramos", agregó.

En el fallo los jueces condenaron al almirante Oscar Montes, jerarca de la ESMA, por el secuestro de Yorio y Jalics, impusieron prisión perpetua a Alfredo Astiz, Jorge "el Tigre" Acosta, Antonio Pernías y Ricardo Cavallo, entre otros.