Prensa del mundo recordó a Videla como "cruel dictador" e "ideólogo del terror"

Viernes 17 de mayo de 2013

La prensa internacional recordó hoy al fallecido Jorge Rafael Videla como un "cruel dictador" e "ideólogo del terror" que "nunca mostró arrepentimiento" por los crímenes cometidos durante el último gobierno militar argentino.

El País, de Madrid, ciudad que acogió a miles de argentinos que se exiliaron durante el denominado Proceso de Reorganización Nacional, consignó que "bajo el régimen que lideró de 1976 a 1981 desaparecieron 30.000 personas", recordó que "fue condenado en 2010 a cadena perpetua por crímenes de lesa humanidad" y lo presentó como "el dictador más cruel de la historia argentina".

El Mundo, también de Madrid, recordó que Videla "admitió que hubo robo de bebés y que fueron asesinadas miles de personas" durante la dictadura, pero que "nunca se arrepintió ni tampoco consideró que haya existido 'un plan sistemático' para la sustracción de los hijos a las madres embarazadas.

Le Monde, de París, señaló que Videla "había sido condenado a prisión por la sangrienta represión durante su presidencia", y mencionó que fue un "ferviente católico".

Folha de San Pablo y la BBC coincidieron en acompañar las crónicas con una foto en la que Videla entrega la Copa del Mundo de 1978 al entonces capitán del seleccionado argentino de fútbol, Daniel Passarella: "Nunca mostró arrepentimiento por los crímenes de los que se lo acusaba y por los que fue condenado.

Fue uno de los hombres más controvertidos y odiados de Argentina", subrayó el medio británico.


Folha, por su parte, dijo que "Videla fue el responsable de comandar el aparato de represión que mató a más de 30.000 personas".

El Corriere della Sera, de Roma, indicó que el ex hombre fuerte de la dictadura "guió al país entre 1976 y 1981. Bajo su presidencia, la represión fue terrible", mientras que La Repubblica, también de Italia, recordó que había confesado que hubo "entre siete mil y ocho mil muertos" durante la represión.

En Chile, donde muchos internautas destacaron que Videla murió en la cárcel, a diferencia de lo que ocurrió con el dictador chileno Augusto Pinochet (1973-1990), fallecido en libertad, El Mercurio escribió un perfil de su figura y recordó la "sangrienta dictadura que según estimaciones de organismos de derechos humanos dejó un saldo de 30.000 desaparecidos".

"Dos años después de asumir el poder, se produjo el conflicto limítrofe con Chile, el que estuvo a punto de convertirse en una guerra entre ambos países", destacó el matutino trasandino.

La Tercera, también de Chile, mencionó que "entre 1977 y 1978 Videla inició negociaciones con el general Augusto Pinochet por la soberanía del canal Beagle, situación que casi llevo a Chile a una guerra con el vecino país en diciembre de 1978".

El País, de Uruguay, enfatizó que "tras la recuperación de la democracia en 1983, fue juzgado y condenado a prisión perpetua y destitución del grado militar por numerosos crímenes de lesa humanidad cometidos durante su gobierno".

El diario Reforma, de México, país que también recibió a miles de argentinos exiliados, hizo hincapié en que "Videla gobernó de 1976 a 1981, los peores años de la última dictadura militar", mientras que el estadounidense Wall Street Journal subrayó que "lideró una junta militar que mató a miles de sus conciudadanos en una guerra sucia para eliminar 'subversivos".