LA CENTRO-IZQUIERDA EN LA CIUDAD

UNEN: "Comenzó otra historia republicana para la Argentina"

La primera candidata a diputada nacional en la Ciudad por el Frente UNEN, Elisa Carrió, destacó esta noche la elección lograda por ese espacio, y afirmó que hoy "comenzó otra historia republicana para la Argentina".
Domingo 27 de octubre de 2013

El frente Unen se posicionaba como la segunda fuerza más votada en la ciudad de Buenos Aires, detrás del PRO, con el 27,66 por ciento de los votos para la lista de senadores y el 32,19 por ciento para la de diputados, escrutado casi el 90 por ciento de las mesas del distrito para los comicios de hoy.

La nómina del Senado de Unen, que postuló a Fernando "Pino" Solanas y Fernanda Reyes, quedaba a 11 puntos de distancia de la victoriosa lista del PRO (Gabriela Michetti-Diego Santilli) y se imponía por casi cuatro puntos por sobre la del Frente para la Victoria (Daniel Filmus-Paula Español).

En el caso de la competencia para la cámara baja, en tanto, la boleta de Unen, con Elisa Carrió a la cabeza, se aseguraba cinco bancas, al lograr el 32,19 por ciento de votos, poco detrás del PRO (34,44) y delante del Frente para la Victoria (21,63).

De esta forma, además de que Carrió conseguía renovar su banca, los postulantes Martín Lousteau, Fernando Sánchez y Carla Carrizo tendrían asegurado un lugar en la cámara baja y Alcira Argumedo lograría repetir mandato.

Los resultados daban al frente una sorpresa por partida doble: por un lado Carrió aparecía derrotada por el contrincante macrista Sergio Bergman, a diferencia de lo que había ocurrido en las primarias de agosto cuando la chaqueña superó al rabino por 21 puntos.

Por el otro, Solanas, lograba la tercera banca del Senado -aunque por escaso margen- sobre el candidato del Frente para la Victoria, Daniel Filmus, por lo que de los tres escaños que renueva la ciudad, dos quedarían en manos del PRO y el restante, en Unen.

"El tercer senador de la capital es Pino Solanas", celebró Carrió poco antes de las 22 cuando apareció en el bunker de Unen, en el porteño Palais Rouge, acompañada por el resto de los candidatos a diputados y senadores nacionales y los postulantes a la Legislatura porteña.

Solanas, en tanto, aseguró que el frente apostará a "construir una gran mayoría plural" porque, dijo, "Unen no es un espacio cerrado".

"Seguimos casados", bromeó el referente de Proyecto Sur sobre su socia Carrió, ratificó su vocación de mantener esa unidad de cara al 2015 y advirtió: "Nos vaticinaron mucha desunión, pero quédense tranquilos porque desde el inicio sabíamos que estas diferencias complementarias eran nuestra fuerza".

Carrió agradeció a los votantes haber apoyado la "estrategia de que los tres senadores (en representación de la ciudad) sean de la oposición" al gobierno nacional.

"Estábamos en el Riachuelo, con el 1,8 por ciento (de los votos) y ahora del Riachuelo vamos a la senaduría nacional", bromeó la chaqueña, en alusión a los resultados que la Coalición Cívica obtuvo en el 2011.

Remarcó que Unen "demostró que se puede hacer política sin dinero, sin planes sociales de esclavitud y sin usar los aparatos de los gobiernos y la publicidad oficial".

En la competencia para la Legislatura porteña, la lista de Unen, encabezada por Gustavo Vera, también conseguía el segundo lugar detrás del macrismo, al conseguir el 24,66 por ciento de los votos, casi diez puntos menos que el PRO.

Antes de conocerse los primeros datos oficiales, la dirigencia de Unen mostró cautela y un bunker con poca presencia de dirigentes, pero la aparición en el escenario de Carrió y Solanas, poco después de las 22, encendió el ánimo de los militantes durante poco más de una hora.

Curiosamente, en uno de los extremos del salón los militantes radicales de Cantera Popular, con banderas rojas y blancas, se disputaban el protagonismo con los referentes de Proyecto Sur, con pancartas verdes.