"Falsos operarios", la modalidad delictiva que viene en alza

Se hacen pasar por trabajadores de empresas prestadoras de servicios para ingresar a las viviendas y desvalijarlas.
Jueves 24 de abril de 2014

Los robos a domicilios particulares por parte de "falsos operarios" de empresas prestadoras de servicios crecen sin parar y todos bajo una misma modalidad: dos o tres personas que acuden a un llamado de reparación y simulan ser empleados de las compañías terminan desvalijando a quienes les franquean la puerta de los hogares, en asaltos casi siempre asociados a traumáticos episodios de violencia.


Una verificación de los archivos periodísticos de los últimos meses marca claramente que este tipo de asaltos se manifiesta en todo el país, que no es privativo de ninguna clase social ni de barrio y que se observa en todas las compañías: telefónicas, de electricidad, de gas o de cable.
Lo que surgió del relevamiento es que en casi todos los casos hubo un engaño y que los episodios sucedieron en general a partir de un pedido de reparación verdadero, con simulación de parte de los delincuentes que incluye credenciales falsas y hasta uniformes o vehículos similares a los usuales de cada empresa.

En la ciudad de Mar del Plata, un hombre de 67 años que había realizado un reclamo de reparación a Telecom fue asaltado en su propia casa del barrio Independencia durante la Semana Santa, por tres personas que lograron engañarlo vestidos con el uniforme que suele ser usado por los operarios.

A principios de abril, DyN consignó que un médico y su madre de 75 años fueron asaltados y golpeados en su casa de la ciudad bonaerense de Tigre por tres ladrones que se presentaron para arreglar el servicio simulando ser empleados de una empresa de telefonía y se llevaron unos 30 mil pesos y alhajas.

Tampoco Cablevisión se salvó de estos episodios, ya que se denunciaron robos en viviendas de parte de supuestos operarios en las localidades de Quilmes, Avellaneda, Monte Grande y San Martín.


Las denuncias efectuadas por las víctimas en todos los casos señalaron que los delincuentes, que llegaron con uniformes y vehículos similares a los de la empresa de cable, se presentaron en las viviendas a las que lograron ingresar dejando en la puerta a un "campana" para darles aviso en caso de que llegara la Policía.

Con la misma modalidad, dos ladrones que fingieron ser operarios de Edesur, pretendieron asaltar hace un mes a una jubilada de 82 años, hermana del presidente del club El Porvenir, Enrique Merelas, aunque fueron detenidos finalmente por la policía, en la localidad bonaerense de Villa Industriales, en el partido de Lanús.

En Avenida Galicia al 900, de Avellaneda, a fines de marzo una familia denunció que dos delincuentes que dijeron ser operarios de Telefónica y que se presentaron para arreglar una línea que se había solicitado reparar, les llevaron dinero, objetos de valor y hasta el auto. Como el reclamo en verdad había sido hecho, los damnificados les franquearon el acceso a la casa y una vez ingresados, los delincuentes redujeron a todos los presentes y cometieron el robo.

La misma ficción fue empleada en enero en la localidad bonaerense de Arrecifes por otros falsos operarios de la empresa telefónica, aunque la policía logró desbaratar la banda.


En tanto, en Concordia, la Cooperativa Eléctrica de esa localidad entrerriana alertó a la población sobre "malhechores que invocando a la institución intentan ingresar a domicilios particulares a realizar supuestos controles relacionados con el suministro eléctrico, pero con el objetivo final de robo en la vivienda" y advirtió que "no realiza operativos de esa naturaleza".