Berni: "Necesitamos una justicia más dinámica para luchar contra los narcos”

El secretario de Seguridad, Sergio Berni, pidió "agilizar" causas y dar el debate sobre este flagelo "por afuera de las peleas partidarias".
Jueves 24 de abril de 2014

El secretario de Seguridad, Sergio Berni, declaró hoy que la Argentina necesita "herramientas procesales más dinámicas para la lucha contra el narcotráfico"; cuestionó los tiempos de la Justicia para "agilizar" causas y pidió dar el debate sobre este flagelo "por afuera de las peleas partidarias".

Al exponer ante la comisión bicameral de fiscalización de los Órganos y Actividades de Seguridad Interior, junto a la ministra de Seguridad, María Cecilia Rodríguez, Berni advirtió que "tontos seríamos si no asumimos entre todos la responsabilidad y el coraje por afuera de las peleas partidarias para dar nuevas herramientas judiciales".

Al inicio de la reunión, la ministra Rodríguez destacó el criterio de "conducción política" que viene implementando la cartera que dirige con la premisa de "un marco de seguridad democrática" que requieren respuestas como la "narcocriminalidad, la trata de personas y el tráfico de drogas".

En un informe detallado sobre lo realizado desde su cartera, la funcionaria destacó la optimización de recursos, la formación de cuadros subalternos profesionales adecuados a necesidades complejas y cambiantes en materia de seguridad pública y la inversión tecnológica efectuada.

Detalló que el presupuesto en materia de seguridad aumentó de 22.031 millones de pesos a 28.802 millones de pesos, que se incorporaron 2.936 patrulleros para las fuerzas de seguridad, 9.000 chalecos antibalas, ocho aeronaves y tres guardacostas marítimos.

"El presupuesto nunca alcanza" pero se está "desplegando toda la capacidad que es posible".

Rodríguez destacó la puesta en marcha de un plan de articulación federal de seguridad y las mejoras en la guía orientativa para quien efectúa denuncias y para la seguridad de esta personas.

"La inversión tecnológica permitió incrementar la presencia de las fuerzas en todas las regiones del país", subrayó, e informó que hubo "un aumento de las capacidades de despligue en los últimos 10 años".

Rodríguez precisó que la cantidad de agentes por fuerza ha tenido un aumento sostenido del 55 por ciento en las cuatro fuerzas, aunque Gendarmería fue la fuerza donde el número de integrantes más ascendió".

A su turno, el secretario de Seguridad, Sergio Berni, consideró que "si no se mira el problema de la lucha contra el narcotráfico como una cuestión integral se está relativizando el problema" y enfatizó que "la Justicia es la columna vertebral de la lucha contra el narcotráfico".

El funcionario puso como ejemplo la reforma judicial que hizo Colombia para combatir con éxito el narcotráfico.

"El principal problema que tenemos son los tiempos para cualquier operación táctica. Se necesitan manejar tres elementos: el lugar, el tiempo y el enemigo y nosotros no manejamos ninguno, son los narcos los que manejan la balanza del éxito de una operación", describió.

El funcionario afirmó que se requieren "herramientas procesales más dinámicas para la lucha contra el narcotráfico" y advirtió que "el tiempo es el que debe manejar la Justicia para agilizar".

Berni explicó que en la Argentina "la lucha contra el narcotráfico se da principalmente en el terreno urbano, no en el terreno de geografía de frontera en Salta" y aseguró que el "narcotraficante se escabulle en las villas, el ambiente propicio para esconderse, no porque ahí sea el mayor lugar de consumo de drogas".

"En comparación con Colombia -agregó- el ambiente geográfico necesitaba de fuerzas especiales para la lucha y eso se generó".

"Nuestras fuerzas especiales están entrenadas para este ambiente urbano donde el narco se puede esconder con mayor facilidad", aseguró y afirmó que "el mayor consumo está en los lugares de mayor poder adquisitivo".

Berni destacó la utilización de radares primarios y secundarios para combatir este flagelo, a partir de una decisión del ex presidente Néstor Kirchner, pero aclaró que con esas herramientas no es suficiente.

"Nuestras fuerzas federales son auxiliares de toda investigación de narcotráfico", señaló, y puso como ejemplo la ciudad salteña de Orán, a la que calificó como "la estación por donde se entiende que es la mayor vía de entrada de droga a nuestro país".

En ese sentido, precisó que esa ciudad "tiene un juzgado federal con muy poquitos empleados pero se necesitan herramientas para que pueda avanzar con las 22.000 causas que tiene".

Ante críticas del radicalismo sobre la falta de eficiencia en la utilización de radares, Berni afirmó que "el sistema funciona pero no es excluyente y no tiene una precisión aritmética" ya que "si fuera excluyente no tendríamos problemas".

Subrayó que el gobierno nacional está haciendo "un esfuerzo importante para radarizar el país" pero volvió a recalcar que sin la contribución de los poderes Judicial y Legislativo "la tarea se dificulta".

"Necesitamos que la Justicia tenga sistema centralizado de información", dijo Berni y explicó que cuando el Gobierno habla de inversiones "no se habla sólo de recursos materiales, sino de recursos humanos".

"El problema más difícil que uno tiene en la lucha contra el narcotráfico es el recurso humano", describió y dijo que la lucha contra el narcotráfico "ha fracasado" pero no sólo en la Argentina "sino a nivel global".

Por otra parte, Berni también dijo que el operativo de seguridad que se llevó a cabo en Rosario hace unas semanas "tuvo una magnitud importante", y explicó que fue "un ejemplo de planificación y de coordinación".

"No fuimos a buscar nada a Rosario. Fuimos a aportar", sostuvo el secretario de Seguridad.