Presentan habeas corpus para hallar a Luciano Arruga

La familia del joven de desaparecido en 2009 hará la presentación de un recurso para que se realicen "en forma inmediata" todas las acciones para saber dónde está. Habría estado en un destacamento policial.
Viernes 25 de abril de 2014
Los familiares de Luciano Arruga, el joven desaparecido en 2009 luego de haber estado presuntamente en un destacamento policial de la localidad bonaerense de Lomas del Mirador, presentaron este recurso para que se realicen "en forma inmediata" todas las acciones para saber dónde está.

La presentación fue realizada ante el juez federal de Morón Juan Pablo Salas por el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), en el marco de la causa en la que se investiga la "desaparición forzada" del joven.

Maximiliano Medina, abogado de la entidad, explicó a Télam que "con el hábeas corpus se pone en el centro de la escena a la víctima, averiguar dónde está el cuerpo", por lo que se abrirá una causa paralela a la principal, en la que se investiga a ocho ex policías por su presunta relación con el hecho.

"Este recurso implica que todo el Estado tiene que hacer el esfuerzo conjunto y dar respuesta a los familiares de Luciano y existe la posibilidad de que si no lo hace, reciba sanciones internacionales", señaló.

Agregó que "en la causa penal se tiende a buscar las responsabilidades penales porque lo central es condenar a las personas", en tanto que con la nueva presentación se tienen que poner todos los esfuerzos en hallar el cuerpo.

En el hábeas corpus, que fue acompañado por la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) de La Matanza, se pide a la Justicia que "realice en forma inmediata todas las acciones necesarias para determinar dónde está Luciano".

"La denegación de justicia por parte de las autoridades judiciales del Departamento de La Matanza fue determinante para que a cinco años del hecho no se pueda saber qué paso con Luciano ni donde está", señala el escrito en alusión a los fiscales de ese distrito que intervinieron primero en la causa.

Es que la denuncia hecha por Mónica Alegre, madre de Luciano, en el Destacamento de Lomas del Mirador tardó cinco días en llegar a la Justicia, lapso en el que creen que se borraron los rastros del joven, y luego la fiscalía delegó la investigación en los mismos policías que la familia acusaba.

También se destaca que "luego de más de un año de que el caso se haya federalizado se carece de información sobre lo que sucedió la madrugada del 31 de enero de 2009, cuando se lo vio por última vez y tampoco se ha avanzado respecto de los autores de la desaparición".

En otro párrafo del hábeas corpus se cuestiona el "constante desinterés" por impulsar la investigación administrativa sobre el accionar de los policías acusados .

Medina recordó que el último rastrillaje con perros en busca del cuerpo de Luciano se realizó hace dos años en un descampado de Lomas del Mirador, cuando la causa aún estaba en La Matanza, y después sólo se hicieron peritajes antropológicos en el destacamento para hallar algún rastro de que hubiera estado allí.

Consultado sobre la procedencia del hábeas corpus, el abogado recordó que fue aceptado recientemente por la Cámara de Casación Penal en los casos de Iván Torres, visto por última vez en 2003 en una comisaría de Comodoro Rivadavia, y en el de Gustavo Morales, hijo de Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo Lí¬nea Fundadora, desparecido en 1977.

Arruga salió de su casa de Lomas del Mirador cerca de las 21 del 31 de enero de 2009, con 1,50 pesos en su poder hacia un ciber cercano, pero nunca regresó.

La familia sostiene que fue conducido al destacamento policial local, que no estaba habilitado para la detención de personas, y que lo hicieron desaparecer por negarse a robar para la Policía.