El Papa le entregó a Ucrania una pluma para "firmar la paz"

El Sumo Pontífice recibió en audiencia al primer ministro de ese país, Arseni Yatseniuk, con quien dialogó en privado durante 18 minutos y le hizo entrega de ese regalo simbólico
Sábado 26 de abril de 2014
Tras la audiencia con el Papa, Yatseniuk regresará de inmediato a su país y no participará, como estaba previsto, en la ceremonia de canonización de los papas Juan XXII y Juan Pablo II el domingo debido a la situación en su país, explicaron fuentes diplomáticas.

Yatseniuk llegó al Vaticano con una delegación de la que formaba parte el canciller, Andrii Deshchytsia, y el jefe del Gabinete de Ministros, Ostap Semerak, quien representará mañana a Ucrania en la ceremonia de canonización tras la marcha del primer ministro.

En la reunión con el papa argentino, quien en los últimos meses lanzó varios llamados para resolver mediante el diálogo la crisis en Ucrania, Francisco le regaló un estuche con una pluma para que, "pueda firmar la paz".

"Así lo espero", respondió Yatseniuk quien entregó al Papa una fotografía de la Plaza de la Independencia (Maidan) en Kiev tomada el pasado 31 de diciembre y le dijo al papa: "aquí los ucranianos lucharon por la libertad y sus derechos".

El primer ministro ucraniano llegó a Italia para mantener varios encuentros bilaterales y participar mañana en la canonización de los dos papas, pero finalmente interrumpirá su visita y regresará hoy a su país.

Esta mañana, Yatseniuk mantuvo un encuentro con el presidente del gobierno italiano, Matteo Renzi y posteriormente acudió al Vaticano para su entrevista con Francisco y el Secretario de Estado de la Santa Sede, Pietro Parolin.

El gobierno italiano en una nota expresó su fuerte apoyo "al proceso de reformas políticas y económicas que está realizando el gobierno de Kiev".