Críticas de la Iglesia: "Hay ineptitud y algunos se hacen los distraídos frente al delito"

Lo aseguró monseñor Jorge Lozano, titular de la Comisión Episcopal para la Pastora Social. "En parte existe cierta ineptitud para hacer frente al delito, otros se hacen los distraídos, y están también quienes son amedrentados con sobornos y extorsión", apuntó. Del narcotráfico dijo que “no pudo lograrse sin cierta connivencia del Estado y la sociedad.
Sábado 26 de abril de 2014
El titular de la Comisión Episcopal para la Pastora Social, monseñor Jorge Lozano, sostuvo que existe "cierta ineptitud para hacer frente al delito" y además enfatizó que el narcotráfico "no pudo lograrse sin cierta connivencia".

"En parte existe cierta ineptitud para hacer frente al delito, otros se hacen los distraídos, y están también quienes son amedrentados con sobornos y extorsión", apuntó Lozano.

Asimismo, el obispo indicó: "La expansión de las mafias del narcotráfico en el país no pudo lograrse sin cierta connivencia que tiene diversas connotaciones en varios niveles del Estado y de la sociedad".

"Me parece que no hubo durante mucho tiempo una ponderación adecuada de la gravedad de la problemática", consideró al hacer referencia a la problemática del narcotráfico en el país.

Y, señaló que en febrebro pasado se produjo una reunión con la Jefatura de Gabinete de Nación para "delinear algunas estrategias" para combatirlo, por lo que "habrá que esperar un tiempo" para saber cuál es el resultado.

Por otra parte, se refirió al a posibilidad de despenalizar la droga, como alternativa. "Si se plantea despenalizar hay que recorrer un camino adecuado. De lo contrario lo que se logrará será incrementar el consumo de drogas sin un sistema de salud preparado para dar respuestas, especialmente a los pobres. Vale aclarar que tampoco estamos de acuerdo con criminalizar al adicto".

Por último, hizo hincapié en la pobreza y sostuvo que es una cuestión que se explica por "el trabajo no registrado y salarios insuficientes". "Hay sectores que crecieron mucho económicamente. Ese crecimiento se concentró en pocos bolsillos y se distribuyó una parte", añadió.

Y, concluyó: "El camino para superar la pobreza es el trabajo debidamente registrado y con un salario justo".