EEUU: ascienden a 21 los muertos por la ola de tornados

Dicha cifra de víctimas dejaron los tornados que afectaron los estados de Arkansas, Oklahoma, Iowa, Misisipi y Alabama, en la región central de los Estados Unidos.
Martes 29 de abril de 2014
Un tornado arrasó ayer la ciudad de Tupelo, en Misisipi, provocando una destrucción generalizada de casas y negocios, informaron funcionarios locales de los servicios de Emergencia.

Tras los trágicos acontecimientos del pasado domingo, al menos una persona murió en Tupelo, una ciudad de unos 35.000 habitantes.

"Es una situación muy grave", dijo el alcalde, Jason Shelton, que advirtió que "todavía hay un peligro muy real" de la llegada de un nuevo tornado, y pidió a la gente que permanezca en sus casas.

Las fuertes tormentas se desplazaron a varias zonas del estado de Alabama, donde al menos dos personas murieron en un estacionamiento de casas rodantes cercano a la ciudad de Athens. Mientras tanto, algunas zonas del oeste de Georgia y Tennessee también están en riesgo.

El gobernador de Arkansas, Mike Beebe, afirmó que "fue un tornado devastador" y confirmó la muerte de al menos 16 personas.

Otra persona murió en la vecina Oklahoma y otra en Iowa, indicaron las autoridades estatales.

Arkansas es el estado más afectado, con al menos 16 muertos y unos 100 heridos, de acuerdo a las fuentes médicas. A esto debe agregarse que más de 10.000 personas quedaron ayer sin electricidad en el estado.

Nueve de las víctimas vivían en la pequeña localidad de Vilonia, donde al menos 60 viviendas quedaron destruidas por los vientos que arrasaron casas y automóviles, informó la cadena de televisión estadounidense KARK.

En la ciudad de Mayflower, también en Arkansas, murió al menos una persona el domingo, y árboles y tendido eléctrico fueron derribados, lo que complica la ayuda a las víctimas por los servicios de emergencia, según despacho de Europa Press.

En Oklahoma, falleció al menos una persona, igual que en Iowa. En Baxter Springs, en el estado de Kansas, el tornado destruyó unas 70 casas y 25 comercios, dejando 34 heridos, nueve de los cuales todavía están hospitalizados.