Irán y zona de Triple Frontera, lo que más preocupa a EE.UU.

Así lo sostiene el último informe del Departamento de Estado. Considera que esa región latinoamericana hizo "modestas mejoras en su capacidad antiterrorista".
Miércoles 30 de abril de 2014

La influencia de Irán y la eficacia del control en la Triple Frontera (Argentina, Brasil y Paraguay) constituyen las principales preocupaciones regionales del gobierno estadounidense en materia de seguridad, apunta un estudio divulgado este miércoles por el Departamento de Estado.

El "Informe sobre Terrorismo en 2013" considera que la región latinoamericana hizo "modestas mejoras en su capacidad antiterrorista", pero sin embargo mantuvo a Cuba en la lista de "Estados que Patrocinan el terrorismo".

En el documento, el Departamento de Estado apunta que "la influencia de Irán en el Hemisferio Occidental continúa siendo una preocupación".

Con relación a la Triple Frontera, el documento destaca que la zona sigue motivando preocupación por la capacidad de financiar grupos armados en diversas partes del mundo.

"La Triple Frontera entre Argentina, Brasil y Paraguay sigue siendo un importante nexo regional de armas, narcóticos y tráfico de personas, falsificación, contrabando y lavado de dinero, todas fuentes potenciales de financiamiento de organizaciones terroristas", apunta el documento.

Argentina, apunta, "mantiene una capacidad sustancial" para enfrentar problemas ligados a seguridad, "pero enfrenta desafíos en las fronteras del norte y noroeste contra crímenes transnacionales".

En tanto, Brasil mantiene importantes inversiones en el control fronterizo, en especial la región de la Triple Frontera, pero este año tiene como prioridad garantizar la seguridad durante la Copa del Mundo de fútbol.

Con relación a Colombia, el documento señala que el país experimentó "una disminución general de la actividad terrorista", limitada a "ataques contra la infraestructura" por parte de
rebeldes armados.