El primer cruce entre Maidana y Mayweather

El explosivo noqueador santafesino y el super estelar invicto estadounidense sostuvieron el primer cara a cara en Las Vegas. La mega pelea del sábado próximo servirá para unificar los títulos welter de la Asociación y el Consejo.
Jueves 1 de mayo de 2014
"Floyd Mayweather es el mejor, pero, como dice la raza, aquí a me vale madre ese güey", disparó Maidana, siguiendo con su coqueteo con el mercado latino y recibiendo la exclamación de aceptación correspondiente, en el MGM Grand Hotel Las Vegas, el mismo escenario que tendrá el expectacular combate, el más impactante que afrontará un boxeador argentino desde que comenzó el siglo XXI.

Con esa expresión Maidana, campeón AMB, dio a entender de un modo simpático y marketinero, que es consciente de la calidad de su adversario, pero que no le importa lo que haga, porque confía en su propia capacidad, la que se sustenta en su corazón guerrero, el poder somnífero de sus puños y en el momento en que le llega esta oportunidad, que es el de su madurez y plenitud.

"Vamos a ver quién puede descifrar el código May-Vinci. Todos dicen que tienen un plan, pero todavía sigo encontrando la manera de ganar y el sábado volveré a hacerlo", avisó Floyd, titular CMB y dueño de un talento que le permite mantenerse imbatido y reconocido como el mejor pugilista del mundo en la actualidad.

Cuando los pusieron cara a cara para las fotos, el Chino tuvo el atrevimiento de quitarse las gafas negras para clavarle la mirada, a lo que respondió el magnífico Many sacándose la gorra para penetrarlo con sus ojos.

El primero que bajó la vista fue el bombardero de Margarita, pero mostró de inmediato su mano izquierda, con la que probablemente sueñe valerse de un gancho al hígado para hundirlo en la zona hepática del astro, o al menos de ir utilizándolo para disminuir su sobresaliente movilidad.

Tras ganar ese primer round visual, Floyd exhibió su dedo índice derecho, como para señalar que es el número uno y el más grande de todos los vigentes.

Después Maidana levantó el pulgar izquierdo, como para dar otra muestra de la confianza con que afrontará la pelea más trascendente de su contundente campaña.

El Chino llegará a la magna cita con 30 años, 35 victorias (31 de ellas por nocaut) y tres reveses.
El gran Floyd, de 37 años, acumula en su rutilante carrera profesional 45 triunfos, 26 de ellos por la vía rápida.