"No hay posibilidad de limitar el poder de las provincias petroleras”

El mandatario Jorge Sapag desmintió que "el gobierno podríestar estudiando una ley nacional para limitar el poder de las provincias", y señaló que la relación del gobierno provincial con la Nación "se enmarca en el federalismo y en el respeto mutuo".
Jueves 1 de mayo de 2014
El gobernador de Neuquén, Jorge Sapag, aseguró que "no hay ninguna posibilidad" de que el gobierno nacional esté analizando "una ley nacional para limitar el poder de las provincias" en materia hidrocarburífera.

"La Presidente viene de una provincia como Santa Cruz, que es productora de hidrocarburos y miembro de la OFEPHI (Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos) y siempre defendió la tesitura de las provincias", afirmó Sapag en diálogo con Télam.

Sapag recordó que Cristina de Kirchner fue convencional constituyente en 1994 junto a su hermana, Luz Sapag, y que en esa ocasión hicieron una reforma de la Constitución Nacional "con espífederal y patagónico, al darle la propiedad de los recursos a las provincias".

También destacó que la llamada "Ley Corta" de hidrocarburos, aprobada en 2007 a partir de un proyecto enviado al Congreso por el expresidente Néstor Kirchner, "ratificó que las provincias tienen poder concedente".

No obstante, remarcó la necesidad de fijar un plazo para establecer "una ley larga" que llene los vacílegales dejados por la normativa actual.

"Con los hidrocarburos no convecionales hacen falta nuevas normas, sobre todo con respecto a la relación de los poderes concedentes con los concesionarios", afirmó.
Al respecto, el mandatario dijo haber hablado del tema con ministros del gabinete nacional y también con el gobernador de Chubut, MartíBuzzi.

"Vamos a trabajar con la OFEPHI y el gabinete nacional para redactar una norma respetando ese espífederal, todos estamos pensando en que hace falta esa norma y cada uno expresa su pensamiento", precisó.

Sobre la relación entre YPF y la empresa estatal de hidrocarburos provincial, Gas & Petróleo (G&P), Sapag consideró que "se complementan" y que "no hay posibilidad de competencia ni enfrentamiento". "Con G&P no queremos ser monopolio", subrayó.

En caso de que alguna concesión se venza, Sapag explicó que la misma pasará a jurisdicción de la provincia y será ésta la que tome la decisión de licitarla. "Puede dársela a Enarsa o a G&P", ejemplificó.

Asimismo, el mandatario consideró que hay un amplio acuerdo en que el desarrollo de hidrocarburos no convencionales exige "otorgar plazos extra" de concesión, los que en su opinión deberán ser "amplios".

"Si hay que invertir, nadie vendrá a hacerlo con un plazo corto", expresó.

El gobernador también señaló que la inversión en materia hidrocarburíse sextuplicó desde 2009 al pasar de 1.000 millones de dólares a 6.000 millones previstos para este año.

De ese monto, apuntó, el 50% corresponde a fondos aportados por YPF y Chevron, mientras que otras veinte empresas responden por el porcentaje restante.