Otorgan libertad al ladrón conocido como "Gordo" Valor

El jefe de la "Superbanda" que concretó robos a bancos y blindados en los `90, fue beneficiado con una "libertad asistida" cuando le restaban seis meses para que se le cumpla una condena de 7 años.
Jueves 1 de mayo de 2014
"Le faltaban seis meses para cumplir una condena de siete años, aunque previamente se le puede otorgar una libertad asistida, por lo que ya salió del penal", confirmó una fuente judicial.

La decisión se tomó luego de que Valor solicitó en diciembre último ser beneficiado con la libertad condicional, la prisión domiciliaria o con salidas transitorias, aunque en ese entonces la Cámara de Apelaciones de San Isidro decidió ordenar nuevos informes carcelarios para definir su situación.

De esta manera, el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) elevó una nueva serie de informes actualizados sobre la conducta, las actividades y las causas y condenas que tiene pendientes.

Valor ya cumplió más de la mitad de su última condena y estaba en condiciones de salir con una libertad condicional, transitorias o asistida, pese a que es reincidente y tiene condenas previas sin sentencia firme.

Valor se encontraba alojado en la Unidad 21 de Campana desde el 2009, cuando fue detenido junto a otro hombre tras una persecución y tiroteo dentro del Olivos Golf Country, en Pablo Nogués.

El jefe de la denominada "Superbanda" quedó imputado en aquel año por los delitos de "resistencia a la autoridad, violación de domicilio, daño y portación ilegal de armas", y a fines de 2012 fue condenado a una pena de 7 años de prisión en un juicio abreviado que tuvo a su cargo el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de San Isidro.

Valor es considerado el ladrón de bancos y blindados más célebre de la historia penal argentina y fue el líder de la denominada "Superbanda", la cual también estuvo conformada por otro delincuente conocido: Hugo Sosa, alias "La Garza" o "Cacho".

En septiembre de 1994, Valor se fugó del Penal de Villa Devoto junto a otros presos tras descolgarse de una sábana y saltó desde una altura de siete metros para ganar la calle, pero luego fue recapturado.

En 2007, fue beneficiado con una excarcelación tras haber pasado 15 años detenido y por no estar firme su sentencia.

Pero el 31 de julio del 2009 volvió a ser apresado tras protagonizar esa persecución y tiroteo que finalizó dentro del country de Pablo Nogués, donde manejaba un auto con varios objetos robados.