Obra de Dylan de "Like a Rolling Stone" va a subasta

Valuada en hasta dos millones de dólares, la mítica canción con la que hizo historia Bob Dylan en el mundo del rock, será subastada al mejor postor el próximo 24 de junio en Nueva York, en Sotheby´s.
Viernes 2 de mayo de 2014
El manuscrito de 'Like a Rolling Stone', la mítica canción con la que hizo historia Bob Dylan en el mundo del rock, será subastado al mejor postor el próximo 24 de junio en Nueva York.

Valorado en hasta dos millones de dólares, se trata de la joya de la corona de la subasta 'De Presley al Punk: Una Historia del Rock and Roll' organizada por Sotheby's, en la que se ofrecerán también lotes de Jimi Hendrix, The Beatles, Elvis Presley o Rolling Stone.

Escrito de su puño y letra en 1965, el texto de cuatro páginas es el manuscrito más importante de la música popular que sale a la venta en una subasta, la canción que transformó a Dylan "de cantante folk a icono del rock", según la casa de subastas.

"Es el santo grial de las letras del rock. El lanzamiento de 'Like a Rolling Stone' cambió irreversiblemente la historia de la música después de la guerra", dijo el experto musical Richard Austin en un comunicado.

El tema, retrato de una vida errante y solitaria, fue elegido por la revista "Rolling Stone" como el segundo disco sencillo más influyente de la historia del "rock", después de "Satisfaction", de los británicos "Rolling Stones".

Versionada posteriormente por otros artistas como Jimi Hendrix, David Bowie o los mismos Rolling Stones, la canción se colocó en el número 1 de las lista de las "500 mejores canciones de todos los tiempos" de la revista.

Durante la subasta del 24 de junio también se venderá al mejor postor otro manuscrito del cantante de Minesota, "A Hard Rain's A-Gonna Fall", que la casa Sotheby's calcula que puede alcanzar entre 400.000 y 600.000 dólares.

Otros lotes destacados que se pondrán a la venta ese día son un contrato de Jimi Hendrix con el estudio PPX Productions, valorado en hasta 200.000 dólares, o el poster de un concierto de Elvis Presley en 1957, valorado en hasta 35 dólares.