Ucrania en llamas: 50 muertos tras enfrentamientos

La anunciada acción militar de Kiev en Slaviansk -que ya llegó al centro de la localidad- se sumó al incendio de la central sindical con que culminaron choques entre manifestantes en la ciudad portuaria de Odessa para dejar 49 muertos por la crisis política en Ucrania.
Viernes 2 de mayo de 2014
Los choques en Odessa terminaron con un saldo de 42 víctimas fatales, cuatro veces más que las siete del ataque del gobierno ucraniano contra la rebelada localidad sudoriental de Slaviansk, donde tropas de Kiev llegaron al centro con armamento pesado, según fuentes oficiales citadas por la agencia DPA.

La agencia estatal rusa Itar Tass señaló que alrededor de la central de los activistas prorrusos se estaban produciendo fuertes tiroteos y su par privada Interfax citó fuentes de las autodefensas, que reportaron la irrupción de 11 tanques y varios micros con miembros de la infantería en el centro de la localidad.

El enfrentamiento en Odessa comenzó avanzado el día, cuando un grupo de manifestantes prorrusos encaró a una manifestación prooccidental de la que participaban barrabravas del club de fútbol local Chernomorets, informó EFE citando fuentes policiales locales a través de la agencia Interfax Ucrania.

A esos contingentes se sumaron, según la agencia estatal rusa Itar Tass, que también citó fuentes policiales, miembros enmascarados del grupo ultraderechista Pray Sektor -identificados con brazaletes y venidos de Kiev- e integrantes de la barra brava de un club de la localidad de Járkov, en el otro extremo del país.

Los partidarios del gobierno ucraniano coreaban "el este y el oeste, juntos", "gloria a Ucrania", "muerte a los enemigos" y "apuñalen a los moskali" (término despectivo que aplica la ultraderecha ucraniana a los rusófonos).

En un choque con palos y piedras que derivó en tiroteo cayeron inicialmente cuatro personas. Los prorrusos buscaron refugio en la sede sindical local, que se incendió con ellos adentro.

El siniestro, por el cual Itar Tass responsabilizó a "militantes de Pravy Sektor y radicalizados de las autodefensas", se cobró 38 vidas más, 30 por inhalación de óxidos de carbono y 8 tras saltar por las ventanas, según fuentes del ministerio del interior de Ucrania.

En Slaviansk, bastión de la insubordinación contra Kiev del industrial y minero sudeste de Ucrania, las autoridades rebeldes informaron de cinco muertes locales, a las que se sumaron dos soldados ucranianos según información de Kiev.

El autoproclamado alcalde de la ciudad rebelde, Viacheslav Ponomarev, señaló que los muertos por el ataque eran tres miembros de las fuerzas de autodefensa y dos civiles, según declaraciones recogidas por el canal de televisión ruso Dozhd TV, reproducidas por la agencia de noticias EFE.

Uno de los líderes de las "fuerzas de autodefensa" pro rusas de Slaviansk, Igor Strelkov, señalaba por la mañana que la ciudad estaba bloqueada por las tropas ucranianas, que emplearon 20 helicópteros en la ofensiva.

"Todas las carreteras están cortadas, y desde todas las direcciones llegan blindados y soldados... Han empleado contra nosotros hasta 20 helicópteros, de combate o de transporte de tropas. El enemigo bloqueó la ciudad por completo, las entradas y las salidas", declaró Strelkov al canal ruso de televisión "Rossia 24".

Por su parte el Ministerio del Interior de Ucrania confirmó que dos militares murieron y tres de sus helicópteros fueron destruidos en el curso de la operación lanzada para recuperar el control de la ciudad de Slaviansk, en el sudeste del país, en manos de milicias pro rusas.

"En la madrugada del 2 de mayo, en la zona de Slaviansk de la región de Donetsk, fueron abatidos dos helicópteros Mi-24 de las Fuerzas Armadas de Ucrania, que realizaban patrullas aéreas. Como resultado de los disparos, dos militares murieron y varios fueron heridos de diversa consideración", señaló un comunicado del Ministerio del Interior, citado por la agencia EFE.

Antes, el titular de la cartera, Arson Avakov, había informado en su cuenta de Facebook que la operación para retomar Slaviansk seguía en marcha y que se registraron "muertos y heridos" en enfrentamientos en la ciudad entre las fuerzas ucranianas y los separatistas pro rusos.

Avakov señaló también que las fuerzas ucranianas controlan ya nueve de los puestos de control que antes estaban en manos de los pro rusos y que "tienen lugar verdaderos combates con armas pesadas".

Agregó que la operación en la zona de Slaviansk-Krematorsk (esta última donde se encuentra un aeródromo) comenzó a las 4.30 (22.30 en Argentina) "por parte de las Fuerzas Armadas, la Guardia Nacional y fuerzas del Interior".

Por su parte el presidente ruso, Vladimir Putin, acusó hoy a Kiev de destruir la "última esperanza" de una solución pacífica al conflicto con los separatistas pro rusos, al lanzar en las primeras horas del día una operación militar en el este de Ucrania, y advirtió que fue autorizado a realizar acciones militares por la Duma (parlamento).

Frente a esta autorización parlamentaria rusa, Kiev teme que Moscú invada con sus tropas el este y sur de Ucrania, bajo el pretexto de proteger a los ciudadanos rusos o sus intereses.

"Kiev ataca localidades pacíficas y deja sin efecto los acuerdos alcanzados en Ginebra el 17 de abril", señaló Dmitri Peskov, portavoz de Putin, a las agencias rusas.

Peskov habló de una "acción de represalia" de las tropas gubernamentales ucranianas.

Putin había advertido que un ataque de este tipo sería un crimen, "lamentablemente, los hechos confirman su opinión", se lamentó Peskov.