Caruso: "Muchos tocan el violín y venden humo"

Sábado 3 de mayo de 2014
El entrenador de Quilmes, Ricardo Caruso Lombardi, resaltó que "hay muchos que tocan el violín y venden humo", en referencia al director técnico de Argentinos Juniors, Claudio Borghi, tras la victoria clave de su equipo, en su lucha para evitar el descenso, ante el conjunto de la Paternal que ya perdió la categoría.

"Si me hubiese quedado en Argentinos con algunos refuerzos hubiese hecho una gran campaña, pero hay muchos que tocan el violín y venden humo. Que hablan de muchas fantasías como de traer jugadores que estén identificados con el club", indicó Caruso.

Y siguió: "Creo que no hay nadie más identificado que yo con Argentinos, pero claro, soy Caruso, no tengo gran cartel y todos se dejan llevar por los grandes nombres".

"Es hora de que todos, incluído el periodismo, empiecen a reconocer todo lo que he hecho porque hay muchos periodistas que hablan del `fulbito` y no ven las cosas como son realmente", completó.

Luego el entrenador quilmeño recordó: "No se tienen que olvidar que dejé a Argentinos con 25 puntos y me fui porque quería descansar. Después apareció Aníbal Fernández para que venga a Quilmes".

"Soy uno de los que más siente el descenso de Argentinos porque me hice jugador ahí y me dio la posibilidad de debutar y dirigir en Primera. Vivo a 7 cuadras de la cancha, lo he salvado del descenso y dejé formado el equipo que peleó la Sudamericana y el que salió campeón", destacó.

Después subrayó: "En San Lorenzo llevé la base del equipo que salió campeón. Todos critican a Caruso por la manera de jugar de mis equipos, pero nadie reconoce lo bueno que hice y cada uno se tiene que hacer cargo del equipo que conduce, como me hago cargo de Quilmes".

"Si me voy al descenso lo voy a hacer dejando lo mejor para el equipo. En Argentinos dejé un plantel con tres o cuatro jugadores que se tenían que ir y el presidente (Luis Segura) hizo bien en dejarlos ir, pero después desarmaron todo lo que hice y eso no es culpa de Caruso", dijo en su defensa.