Hurtos de mecheras aumentaron 50% en comercios porteños

Domingo 4 de mayo de 2014
La Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (FECOBA) denunció que los hurtos en locales cometidos por las denominadas "mecheras" y los arrebatos en las zonas comerciales aumentaron un 50 por ciento con respecto al pasado año.



Además, explicaron que el fenómeno se registra en los centros comerciales donde arrecia la actividad de los "manteros" a los que acusan de hacer "inteligencia" para los delincuentes que luego saquean los locales, publicó este domingo Diario Popular.



Arturo Stábile, vicepresidente 2º de FECOBA, advirtió también que existe connivencia policial con los delincuentes que actúan en las zonas comerciales de Once y de la avenida Avellaneda, en el barrio de Flores.



"Mucha gente dejó de ir a Avellaneda los sábados por la inseguridad. Y en medio de esa inseguridad desaparece la Policía, así que si no hubiera connivencia policial no podía haber 1500 puestos de manteros que incluso se quedan fuera del horario de comercio. Lo mismo sucede en Once", disparó el dirigente.



Desde hace meses existe preocupación entre los comerciantes por el asentamiento de manteros que no sólo incurren en comercio ilegal sino que -aseguran- funcionan como verdaderas células de inteligencia al detectar los movimientos y la recaudación de cada comercio.



"Está comprobado que los robos de mecheras y descuidistas suben donde hay gran concentración de manteros, como en Once, Flores o San Telmo. En la calle Florida había filmaciones de la Policía que mostraban cómo robaban a la gente. A los clientes les roban las bolsas y carteras", dijo Stábile.



El directivo remarcó que en la zona de Avellaneda y Nazca, en Flores, hay afincados dos colegios cuyos alumnos evitan trasladarse por la avenida de las tiendas por temor a ser asaltados.



"Encima los manteros hacen inteligencia. Hubo robos cuando los comerciantes van al banco -un trámite rutinario para la actividad- y es llamativo la precisión y el momento en que les pasa algo", enfatizó Stábile al tiempo que aseguró que en lo que va del año las denuncias de comerciantes y clientes se incrementaron un 50 por ciento respecto al año pasado.



El vicepresidente de FECOBA también alertó por los incidentes que se producen en San Telmo con los turistas que pasean y hacen compras.



"Los domingos en San Telmo son habituales los robos a turistas. En el centro comercial de Once ocurre los días de semana y es impresionante cómo los vecinos se quejan por el delito", puntualizó.



Stábile, que también preside una asociación de comerciantes de Villa Lugano, denunció que la semana pasada tres locales fueron saqueados por ladrones con total impunidad.



"En todos los casos levantaron la cortina y se llevaron todo con un auto", concluyó.