Brasil: detienen a sospechoso de matar a un hincha con inodoro

Everton Felipe Santana, de 23 años, fue arrestado bajo sospecha de arrojar el objeto sobre Paulo Ricardo Gomes, de 26 años, quien murió tras el golpe en las afueras del estadio Arruda, una de las sedes de la Copa Mundial.
Lunes 5 de mayo de 2014
La policía de Brasil, país que recibirá la Copa del Mundo en 38 días, informó el lunes a la
prensa que arrestó al sospechoso de matar a un hincha después de un partido de fútbol lanzándole un inodoro encima.

Da Silva falleció luego de un enfrentamiento entre aficionados de los clubes Santa Cruz y Paraná, en el lado opuesto de la ciudad donde se encuentra la Arena Pernambuco, uno de los estadios que recibirá juegos por la Copa del Mundo. El hincha fue enterrado el domingo.

El abogado de Santana, sindicado como autor del crimen, dijo al portal de noticias G1 que su patrocinado reconoció que "sabía lo que estaba haciendo", aunque su intención no fue causar problemas.

"Él confesó haber participado (en el hecho), pero no supo explicar el motivo", comentó el abogado, quien agregó que Santana le había dicho que se avergonzaba de lo que había hecho.

El ministro brasileño de Deportes, Aldo Rebelo, condenó el incidente. "Imaginen. Alguien va a un estadio de fútbol, procede a desmantelar un inodoro y lo lanza sobre otro hincha. ¿Qué es eso?", dijo.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, hizo un comentario en Twitter el domingo, mostrando su indignación por el asesinato, y dijo que a "este país le encanta el fútbol pero no puede tolerar la violencia en los estadios".

La Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) suspendió temporalmente la realización de juegos en el estadio Arruda y quedará cerrado hasta que el Tribunal de Justicia Deportiva realice un análisis.

Familiares de Da Silva dicen que están considerando tomar acciones legales en contra del club Santa Cruz, pero el presidente de ese equipo, Antonio Luiz Neto, insistió en que hicieron lo posible para mantener un espacio de 15 minutos para la salida de hinchas de uno y otro equipo.

Según explicó el profesor de física, Beraldo Neto, el joven Da Silva fue impactado por una fuerza equivalente a un objeto que pesa 350 kilogramos.

Otros hechos de violencia en el fútbol han complicado recientemente a Brasil: en diciembre del año pasado hinchas del Atlético Paranaense se enfrascaron en un sangriento combate con los del Vasco da Gama.

En tanto, a inicios de febrero hinchas del Corinthians de Sao Paulo ingresaron a un entrenamiento para atacar a los jugadores, reclamando por los malos resultados.