Asaltados mientras dormían: los atan, amordazan y huyen

Los delincuentes lograron entrar por un jardín trasero y cortar la reja de una puerta, tras lo cual accedieron a las habitaciones de la planta alta, donde capturaron a los habitantes de la casa.
Martes 6 de mayo de 2014
Un matrimonio y su hija fueron asaltados mientras dormían en su casa de Merlo por delincuentes que los amordazaron, robaron y huyeron con objetos de valor y dinero, informaron hoy fuentes policiales.

El hecho ocurrió ayer a las 3.40 en una casa de dos plantas situada en Mario Bravo y Aristóbulo del Valle, a pocas cuadras del centro de Merlo, en la zona oeste del conurbano bonaerense.

Según los voceros, la familia de apellido Fontán Volta, integrada por un matrimonio y dos hijos -uno de los cuales no estaba en la casa- fue sorprendida por los asaltantes cuando dormía y fue atada y amordazada en el living de la vivienda.

Los delincuentes lograron entrar por un jardín trasero y cortar la reja de una puerta, tras lo cual accedieron a las habitaciones de la planta alta, donde capturaron a los habitantes de la casa, detallaron los voceros.

La primera en ser levantada por uno de los ladrones fue la hija del matrimonio, quien fue llevada al living luego de ser despojada de su teléfono celular, con el fin de evitar que llamara a la policía.

En segundo término, los delincuentes redujeron al matrimonio dueño de casa, que también fue trasladado al living y atado a una silla y amordazado al igual que su hija, según contó un investigador del caso.

Una vez controlada la situación, el grupo de delincuentes, que estaba encapuchado, cargó objetos de valor que encontró en la casa en un auto que lo esperaba en las inmediaciones.

Los voceros detallaron que la banda se llevó dos televisores, electrodomésticos, objetos de valor y dinero en efectivo que había en la casa.

Un vocero contó a Télam que los delincuente no robaron la camioneta 4x4 del grupo familiar por el temor a los sistemas de rastreo satelital que tienen los vehículos de alta gama.

Antes de huir de la casa, la banda cortó los cables del teléfono de la línea para que las víctimas no pudieran llamar enseguida a la policía.

La investigación está a cargo de policías de la DDI de Morón y de la comisaría 1° de Merlo, que trabajan bajo directivas de la fiscalía de turno de Morón, que ya ordenó diferentes pericias y diligencias para atrapar a la banda criminal.