La crisis automotriz provocó 12 mil suspensiones

Las interrupciones de turnos afectan a operarios de Volkswagen, Fiat, Peugeot, Iveco, Renault y autopartistas preveedoras de las terminales. La caída de la demanda del mercado interno y de Brasil preocupa a los empresarios del sector.
Miércoles 7 de mayo de 2014
Unos 12 mil operarios de terminales automotrices y fábricas de autopartes fueron suspendidos por la crisis que atraviesa el sector, según cálculos del Sindicato de Mecánicos SMATA.

La caída de las ventas en el mercado interno -el mes pasado se registró un 35% menos de patentamientos respecto a abril de 2013- y la menor demanda externa, han provocado un brusco descenso de la actividad.

Las suspensiones afectan a operarios de Volkswagen, Fiat, Peugeot, Iveco y Renault, pero también a varias autopartistas de las provincias de Buenos Aires y Córdoba que son proveedoras de esas terminales, según publicó este miércoles el matutino Ambito Financiero.

Por caso, en la planta de General Pacheco de Volkswagen no habrá producción durante los viernes de este mes, lo que afecta a unos 4.000 operarios; en la fábrica Peugeot en Villa Bosch, en el Gran Buenos Aires, se paralizó uno de los turnos de producción, que involucra a 1.200 trabajadores.

En tanto, la fábrica de Fiat en Córdoba tendrá actividad solo tres veces por semana durante este mes, medida que afecta a unos 2.200 operarios, según informó la compañía.

Por su parte, la planta de camiones de Iveco trabajará la mitad de los días de mayo, con suspensiones para 700 operarios, mientras que Renault dejaría de producir entre uno y dos días por semana, decisión que afectaría a 1.400 personas.

Las suspensiones abarcan también a autopartistas como Gestamp, Rieter y Magna.

Hace quince días, tanto las empresas como SMATA reclamaron al Gobierno una reducción de las tasas de interés que gravan las compras de autos, con el fin de estimular a la industria, que tuvo un 2013 récord.

En este marco, el secretario general de la CGT oficialista, Anotnio Caló, rechazó la posibilidad de que la crisis del sector automotriz se traslade a otras ramas de la producción.

El titular de la UOM admitió que en el gremio "hay preocupación y esperemos que en este mes de suspensiones que acordamos con Peugeot-Citroen se vislumbre una solución".