"Fondos buitre gastaron millones en campañas contra el país", dijo Capitanich

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, dio su informe mensual ante los legisladores de la Cámara Alta. Dijo además que "utilizan tácticas agresivas y de mala fe para lograr sus objetivos".
Miércoles 7 de mayo de 2014

El jefe de gabinete, Jorge Capitanich, cuestionó la credibilidad de los índices económicos difundidos por algunas consultoras privadas, a las que acusó de mantener una "intencionalidad política" y de generar una "acción psicológica a través de los medios de comunicación".

Capitanich lo expresó durante un extenso informe sobre la marcha del Gobierno que brindó hoy en el Senado Nacional, en una sesión especial habilitada por la Cámara alta que duró más de ocho horas.

El funcionario nacional, quien respondió preguntas durante casi siete horas, también habló de los medios de comunicación, de los fondos buitre y reeditó la discusión con dos senadores de la oposición a los que acusó de ser "poco serios" y de estar en "campaña electoral"..

Tras seis horas de informe, se pasó a un cuarto intermedio para ajustar los tiempos de las preguntas y las respuestas.

El jefe de Gabinete, quien se mantuvo de pie de frente a los legisladores durante toda su exposición, afirmó que "existen muchas usinas que todo el tiempo inventan índices" para "tratar de generar una acción psicológica a través de medios de comunicación y grupos concentrados con una finalidad política".

En ese sentido, señaló que "quedan asignaturas pendientes" en el tema de pobreza y que "es necesario reconocer lo que falta, pero también lo mucho que se ha hecho".

"Hay un ataque sistemático tendiente a decir que no se hizo nada. Sea seria, no dé datos que no son reales. A mí no me mienta, tráteme con seriedad", le exigió Capitanich a la radical Laura Montero, quien lo había acusado de mentir en las cifras de pobreza y desocupación.

Capitanich también respondió que "la participación de la publicidad oficial" en los medios "es irrelevante", para luego volver a cruzarse con un senador, esta vez con el mendocino Ernesto Sanz, a quien lo acusó de usar la presencia del jefe de Gabinete para "posicionarse en la campaña presidencial" de 2015.

Fue cuando Sanz le pidió, de manera airada, números de la pauta oficial y Capitanich le contestó que en 2013 fue de 30.000 millones de pesos.

Sobre los medios, el jefe de Gabinete advirtió que "hay un aumento de los segundos de televisión y del centimetraje en los medios gráficos sobre hechos delictivos durante los años electorales".

"Nadie niega la existencia de hechos delictivos. Pero es parte del debate. De hecho, los homicidios dolosos no aumentaron. Se han mantenido. Existe una influencia de acción psicológica", sentenció.

"Los medios representan un factor de poder permanente, que no se someten a la voluntad popular, pero sí generan tendencia. No decimos que todos deben compartir lo que expresamos. Aunque tampoco es objetivo pensar que el periodismo se ejerce desde la veraz información o la objetividad", manifestó.

En ese sentido, subrayó que "el Estado debe ser guardián del pluralismo y garantizar la libertad de expresión".

Por otro lado, el jefe de Gabinete denunció que los fondos buitre "han gastado millones de dólares en campañas contra la Argentina" y que "utilizan tácticas agresivas y de mala fe para lograr sus objetivos".

"Argentina se ha visto forzada a litigar en cortes de Francia, EEUU, Bélgica y Suiza", recordó el ministro, pero destacó la decisión del Gobierno de "cumplir con sus compromisos" en cuanto a los procesos de reestructuración de deuda.

Finalmente, Capitanich informó que "existen procesos de negociaciones dentro del Mercosur para analizar la viabilidad de suscribir un tratado de libre comercio con la Unión Europea".

"No existe previsión de fecha respecto a la presentación de la oferta que registró avances, pero no son definitivos", confió.

Al cerrar el debate, la representante del PRO, Gabriela Michetti, reclamó "transparencia en los datos de pobreza en la Argentina", mientras que el socialista Rubén Giustiniani, luego de elogiar a Capitanich por "cumplir con el mandato constitucional de venir todos los meses", pidió "hablar de la coyuntura, en la que no hace falta ir a 2003 para comparar, sino hablar del `hoy`".

El peronista disidente, el puntano Adolfo Rodríguez Saá, cuestionó al gobierno nacional porque, según dijo, su provincia "está discriminada duramente y sancionada por no ser dócil a los mandatos del Ejecutivo Nacional".

El jefe del bloque radical, Gerardo Morales, criticó el informe que hizo el jefe de Gabinete sobre la pauta publicitaria y cuestionó que Capitanich haya "responsabilizado de la inseguridad a los medios de comunicación".

Finalmente, el titular de la bancada oficialista, Miguel Angel Pichetto, indicó que "no estamos mintiendo sobre ningún índice, porque no lo hemos dado a partir de la modificación del IPC".

"La recaudación de 92 mil millones de pesos indica que la economía está viva", sentenció.
"El volumen de crecimiento de las noticias policiales en radio y televisión han sido elocuentes", sentenció.