Declaró el músico Cristian Pity Alvarez

"La droga me activaba a trabajar más, e incluso a estar dos días despierto", dijo ante el juez, al mismo tiempo que aclaró que pero que no le daba trascendencia a lo que ocurriera con la gente.
Miércoles 7 de mayo de 2014
El líder del grupo rockero "Viejas Locas", Cristián "Pity" Álvarez, manifestó hoy ante la Justicia que "la droga me activaba a trabajar más, e incluso a estar dos días despierto".

Alvarez prestó declaración en el marco de una causa que se le sigue por amenazas y portación de armas de fuego sin licencia, que se sustancia en el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) número 20, de la Capital Federal, a cargo del juez Oscar Antonio Ciruzzi.

Pity esta acusado de los delitos de amenazas coactivas cometidas mediante el empleo de armas, portación de armas de guerra sin la debida autorización legal y daño simple (todos en concurso real) y de portación de arma de fuego de uso civil condicional, en concurso real con encubrimiento agravado.

En la causa se busca determinar su responsabilidad en dos hechos; uno ocurrido el 3 de julio de 2010, en el interior del barrio Samoré de esta Capital, cuando María Ester Niveiro, su hija Ruth Ayelén Lupiano, y Johana Díaz se acercaron al músico para pedirle que les firmara autógrafos y se sacara fotos con ellas.

Ante la negativa del rockero, la joven habría sacado la foto con su celular, lo que molestó al cantante, quien le arrebató el teléfono y destrozó contra el suelo.

Niveiro habría intercedido, pero entonces el ex líder de la banda "Intoxicados" la amenazó con un arma de fuego cargada, con el número limado y que luego le fue secuestrada.

El segundo hecho ocurrió el 19 de enero de 2012, cuando Álvarez fue hallado por personal de la Comisaría N°48, en una plazoleta del mismo barrio, portando una pistola calibre 45, también con la numeración limada, con cinco balas y sin autorización legal para portarla.

Si bien las investigaciones de los dos hechos, se tramitaron separadamente, al encontrarse elevadas a juicio, el Tribunal decidió unificarlas.

Frente a la cuestión preliminar planteada por la defensa de Álvarez, a cargo de Hernán Carluccio y Bárbara Barlett, respecto a un peritaje sobre la salud mental del cantante -quien fue declarado inimputable en otros procesos- el Tribunal presidido por Pablo Laufer, e integrado por Patricia Mallo y Luis Niño, hizo lugar a la solicitud y dispuso la citación de los peritos médicos.

Luego, se leyeron las acusaciones contra Álvarez, quien se negó a brindar su declaración indagatoria.

Sin embargo, en el interrogatorio personal, el rockero relató que que durante 2010 fue su “peor momento, no tenía problemas con la droga sino con la dependencia a ella”, por lo que decidió voluntariamente internarse para rehabilitación, continuando en la actualidad con tratamiento ambulatorio.

Ante una pregunta del fiscal Ciruzzi respecto a los efectos que le producían los estupefacientes en relación a su trato con la gente, “Pity” sostuvo que "la droga me activaba a trabajar más, e incluso a estar dos días despierto”, pero que no le daba trascendencia a lo que ocurriera con la gente, pues “iba a donde tenía que ir por el laburo”.

El Tribunal Oral dispuso un cuarto intermedio hasta el próximo miércoles 14 de mayo, a las 9:00, cuando declararan más testigos