"No fue sobredosis de drogas", aclara Miley Cyrus

La cantante, que acaba de empezar en Londres su gira eurpea, contó fue hospitalizada tras una severa reacción a un medicamento. "He pasado las dos semanas más miserables de mi vida", dijo.
Miércoles 7 de mayo de 2014
"No fue una sobredosis de drogas", protesta Miley Cyrus un par de horas antes de la inauguración en Londres de su gira europea. "Pero todos esos comentarios en Internet me hacen sentirme todavía mejor. Comentarios de mierda para la situación de mierda en que me vi", añade causando cierta alerta en el pelotón de ayudantes que le han acompañado hasta la sala mesa de sonido del O2 Arena, donde habla con la prensa internacional.

Pero este martes por la tarde no hay espacio para las provocaciones. La chica más picante del momento está simplemente feliz de haber recuperado la salud, tras sufrir una severa reacción a un medicamento que le obligó a ser hospitalizada. "He pasado las dos semanas más miserables de mi vida. En cama, sin fuerzas para nada y controlada por una enfermera super dura".

La alergia le obligó a cancelar varios conciertos en Estados Unidos y posponer las dos primeras citas previstas en Europa, Amsterdam y Amberes. "Cuando creí que estaba recuperada, volví a enfermar. Me levanté de una siesta con la cara hinchada y me dije, aquí está de nuevo la reacción".

Mallas rojas y chaquetilla vaquera. Zapatos al estilo punky añejo y gafas al tono de los pantalones. Sentada en un podio plateado, con su pelo corto rubio platino, Cyrus parece más una princesa que la pícara seductora que irrumpió en escena con Bangerz, su cuarto disco de estudio. Y a la pregunta sobre su afición al desnudo y la ropa interior, no puede contener un sarcástico talante: "a los strippers les gusta mucho mi vestuario. Y desde luego eres más famosa cuanto más enseñas las tetas".

"He venido en barco y estoy encantada de estar aquí. Ni sabía si iba a poder venir a Londres", comenta después de su travesía por el Támesis y su recuperación. "Estuve varias semanas postrada en cama, viendo películas y leyendo mucho. También he tomado vitaminas, miel, productos naturales... estoy haciendo yoga. El show es físicamente agotador. Me siento en forma, pero también puedo explotar en cualquier momento".

Mientras miles de jóvenes aguardan la apertura de las puertas del O2, al sureste de la capital británica. Pero el gigantesco recinto, con aforo de 15.000, no se llenará la noche del martes. Una huelga de metro cancelada a última hora ha impedido quizá colgar el cartel de "sold out". Una extraña sorpresa en la trayectoria europea de Miley Cyrus que recala en Barcelona el 13 de junio y en Madrid el 17 del mismo mes.