A días del Mundial, murió otro obrero de construcción

Jueves 8 de mayo de 2014
Uno de los obreros que trabajan en la construcción del estadio Arena Pantanal de la ciudad de Cuiabá, una de las doce sedes del Mundial de Brasil 2014, murió hoy electrocutado y elevó a ocho el número de trabajadores fallecidos en las obras de la Copa del Mundo.

El obrero fallecido hoy, identificado como Mohamed Ali Maciel, de 32 años, sufrió una descarga eléctrica mientras estaba realizando una instalación dentro del estadio, según explicó a Efe un portavoz de la Secretaría Especial del Mundial (Secopa) de Mato Grosso, estado del que Cuiabá es capital.

La descarga eléctrica le provocó una parada cardíaca a Maciel, que falleció en el lugar sin que los equipos de emergencia lograran reanimarle.

Además de la muerte de Maciel, se han registrado otros siete fallecimientos en las obras de los estadios del Mundial de Brasil 2014.

Los anteriores accidentes mortales han tenido lugar en los estadios de Brasilia, Manaos y Sao Paulo, estos dos últimos con tres víctimas cada uno, y en la mayoría de los casos se han debido a caídas desde grandes alturas.

A 35 días del comienzo del Mundial, continúan en obras los estadios de Cuiabá, Curitiba y Sao Paulo, mientras que quedan trabajos pendientes de urbanización y de instalación de estructuras temporales en la mayoría de las doce sedes.