"Queremos que Zárate vaya preso"

Así lo aseguró Patricia Urbina, madre de Guiliana, la joven que denunció haber sido violada por el jugador de Independiente Alexis Zárate. Expresó su preocupación porque su hija "está cada día peor".
Jueves 8 de mayo de 2014


Además, Urbina reveló que su hija tiene trastornos para dormir y aseguró que "si fuera por ella iría todos los días a la psicóloga".

“Ve y escucha opiniones sobre ella devastadoras y no se entiende que pase por esta situación desgarradora cuando esta violación existió", explicó la mujer.

En declaraciones a FM Nacional Rock, la madre de la joven fue tajante con el deseo de la familia: "Queremos que Zárate vaya preso".

"Tiene que pagar su delito, parece que fuera una apología a la violación al darle más crédito al violador que a la violada. Es la víctima y está siendo muy injuriada por los medios", explicó Urbina.

Confió también que su familia está "indignada" y que le dolió muchísimo el fallo del juez, al que tildó de controversial.

"El juez deja mucho que desear con su fallo. Él está en la comisión directiva de voley, su hijo es vocal directivo, tiene conexiones con Independiente, así que debería excusarse", comentó.

Urbina indicó que cuando Giuliana se enteró que los jugadores entrenaban normalmente sufrió mucho: "fue su peor día y pensé que se iba a hacer daño, porque estos pibes están jugando y ella está encerrada sin poder dormir. Es muy injusto".

"Con (el expresidente Javier) Cantero fueron separados porque eran un mal ejemplo. Con la nueva administración lo pusieron de nuevo a jugar, tiene que estar alejados hasta que la situación se aclare y Zárate vaya preso",concluyó.

La denuncia presentada por Giuliana dio cuenta de una violación que ella dijo haber sufrido por parte de Zárate, en el departamento de éste, cuando ella estaba durmiendo junto a su novio, el también futbolista Martín Benítez.

En el departamento, situado en la localidad bonaerense de Wilde, también había un jugador de las divisiones menores de Independiente, pero quien solo fue testigo ocasional de lo sucedido, aunque no presencial.

Si bien la Justicia le tomó declaración testimonial a Giuliana e indagatoria a Zárate, el jugador permanece en libertad, aunque la imputación en su contra es la de "abuso sexual con acceso carnal", que prevé una pena de 6 a 15 años de prisión.

Zárate, en su declaración ante el fiscal Guillermo Castro, dijo que la relación con Giuliana fue "consentida", y el juez de Garantías de Lomas de Zamora, Luis Carzoglio, debe definir ahora la situación del futbolista.