Así se fabrican las figuritas del Mundial 2014

La fábrica de la empresa italiana Panini trabaja intensamente en San Pablo en la creación de las imágenes de los jugadores de cada equipo que participará en el evento deportivo del año.
Viernes 9 de mayo de 2014
La fábrica de Panini está ubicada en un suburbio industrial al norte de San Pablo. Trabaja día y noche para cubrir los pedidos y llegar a cumplir con la tarea mundial.

Ruidosas máquinas cortan enormes planchas con las fotos de los jugadores de cada equipo que será parte del Mundial Brasil 2014. Las mezclan y empaquetan al escalofriante ritmo de 8 millones de sobres por día.

Chicos y grandes quieren llenar los álbumes del Mundial de la FIFA, un fenómeno que se realiza cada cuatro años, en vísperas del ansiado torneo. Sin dudas, un fenómeno de culto y un multimillonario negocio para el Panini Group.

Un 75 por ciento de los sobres de cinco figuritas se queda en Brasil, donde cuestan 1 real (0,45 dólares) cada uno. El resto es despachado a toda América latina.

La compañía espera llegar a más de 8 millones de hinchas en Brasil, donde hasta la presidenta Dilma Rousseff confesó que está ayudando a su nieto a completar la colección.

A la hora de los números, se sabe que durante el Mundial de Sudáfrica 2010, los puestos de diarios de Brasil vendieron 220 millones de sobres de cromos y desplazó a Alemania como el mayor mercado de la empresa.