Quilmes evitó el descenso y dejó sin punta a Gimnasia

Ganó 2-0. Los goles fueron antoados por Monetti, en contra, y Pérez Godoy. Así el "Cervecero" se salvó de perder la categoría, mientras que el "Lobo" no podrá permanecer en la cima del torneo.
Domingo 11 de mayo de 2014

Quilmes se aseguró hoy su permanencia en primera división con una victoria de 2-0 sobre Gimnasia y Esgrima La Plata, cuya candidatura al título quedó desdibujada y a las puertas de otra frustración.

Contrariamente a las tardes en las que fue el salvador de Gimnasia, esta vez el arquero Fernando Monetti tuvo una noche para el olvido, con un gol en contra a los 4 minutos del segundo tiempo que selló el partido, pues ya está casi terminado cuando Lucas Pérez Godoy se lució con su definición por sobre el guardavallas en el cuarto minuto adicionado.

Vaya si la noche fue lúgubre para Gimnasia, que su anhelo de ser campeón de liga en el profesionalismo se diluye y su clásico rival, Estudiantes, aparece un punto arriba, a una fecha del final.

Los nervios esmerilaron más a Gimnasia que a Quilmes pese a que una derrota podría haber sido considerada como el prólogo al descenso, pero fue al revés y al final Ricardo Caruso Lombardi sumó su sexta consagración como salvador.

Ya no importa que ante River, que se jugará el título el domingo, no estén Rodrigo Braña ni Alan Alegre por acumulación de amarillas.

Quilmes con poco fue más que un atribulado Gimnasia pese a que no fue muy pulcro en el juego. Con pelotazos y los errores del visitante complicaron aunque no lo suficiente para sacar ventajas en el primer tiempo.

Monetti tuvo su primer error ni bien empezó cuando salió mal en un corner y Barsottini salvó casi sobre la línea y luego el arquero salvó al defensor cuando el zaguero dio un fallido pase atrás, Telechea robó y tras la corrida envió un centro que el guardavallas punteó ante la llegada tardía de Boghossian.

Luego llegó un gol de Gonzalo Rios que fue invalidado por el árbitro Pablo Lunati a instancias del juez de línea Gustavo Esquivel, porque la comba del corner ejecutado por Carrasco había sacado la pelota de la cancha.

En el segundo, llegó rápido el tiro de esquina desde la derecha que ejecutó el ex Pincha Leandro Benítez, Monetti saltó en el segundo palo, se le escapó la pelota que picó y se metió dentro del arco.

Gimnasia no tuvo otra que salir y Quilmes se recluyó, pero hizo un buen cerco en torno a su área. NO obstante, Ignacio Fernández tuvo una chance de cabeza y la más clara fue una carambola porque Walter Benítez salió a despejar tras un centro, la pelota rebotó en Barsottini y salió junto a un palo.

Se moría el partido y llegó la contra que terminó en el segundo gol con una definición de lujo de Pérez Godoy.