“La Corte seguirá en la misma línea”

El presidente del máximo tribunal recordó que la magistrada "fue un gran ejemplo para todos nosotros, estuvo siempre en las grandes batallas, con grandes principios".
Domingo 11 de mayo de 2014
El presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, destacó hoy la "fortaleza moral y de principios" de la jueza fallecida Carmen Argibay y remarcó su labor en el máximo tribunal donde, dijo, "nunca falló, nunca dudó, ni tembló al tomar una decisión".

"Carmen fue un gran ejemplo para todos nosotros, estuvo siempre en las grandes batallas, con grandes principios", resaltó el juez y agradeció a la familia de Argibay por permitir a los jueces despedirse en los Tribunales de "una persona que tuvo una gran misión en la función pública".