Los taxis subieron 781% desde el 2004

Domingo 11 de mayo de 2014
La tarifa de taxi aumentó 781 por ciento en los últimos diez años mientras que la de subte subió desde 2008 un 542,8 por ciento con la tarjeta SUBE y 614,2 por ciento con el plástico Monedero.

Ambos transportes tuvieron incrementos marcados durante los últimos años y, por ejemplo, la bajada de bandera, comenzó a tener subas de un peso (o más) desde 2010, mientras que en el caso del boleto de subterráneo desde 2012 también se dieron aumentos de ese tipo.

En medio de un escenario en el que la inflación galopó al ritmo de la devaluación, los efectos negativos se trasladaron a las tarifas que presionan cada vez más el bolsillo del usuario.

De este modo, mayo llegó con aumentos en peajes, boletos de trenes, pasajes de aviones, cigarrillos y combustibles, aunque en el último caso, fue uno de los más relevantes porque subió de un 5 a un 7 por ciento desde que comenzó 2014.

La bajada de bandera en 2004 tenía un valor de $1,44, lo que significa que subir a un taxi es $11,26 más caro que hace diez años.

En 2005 ese servicio tuvo un leve aumento, puesto que pasó de $1,44 a $1,60, aunque en 2007 se disparó a $3,10 y en 2008 subió a $3,80.


En 2009 pegó un salto a $4,60, en 2010 aumentó a $5,80, en 2011 volvió a subir de modo brusco y llegó a $7,30.



En 2012, tuvo dos ajustes, en junio subió a $8,20 y en octubre volvió a aumentar, pues llegó a $9,10, aunque algo similar se repitió en 2013, ya que también hubo un aumento que se llevó a cabo en dos cuotas: primero subió a $10 en agosto y en octubre llegó a los $11.



Pero el valor de la ficha, que cae cada 200 metros o cada un minuto cuando el auto no se encuentra en movimiento, también fue remarcado: en 2004 valía $0,18, mientras que con el nuevo ajuste, cuesta $1,27.



La evolución en el caso del boleto del subte también fue un cimbronazo para los ciudadanos, debido a que si bien de 2002 a 2007 no hubo incrementos y en 2009 sólo aumentó unos veinte centavos, cuando pasó de $0,70 a $0,90, a partir de que se realizó la transferencia del subte al gobierno porteño los ajustes fueron más marcados, por un lado, y más seguidos, por otro.



Es que desde que la administración macrista tomó el control del transporte subterráneo, su pasaje aumentó notablemente: en 2009 pasó de costar $0,90 a $1,10, en 2012 subió a $2,50, en 2013 alcanzó los $3,50, mientras que este año llegó a los $4,50 con la tarjeta SUBE, mientras que con la Monedero su valor tocó los $5.



Sin embargo, ambos sectores admitieron que puede haber nuevos aumentos en los próximos meses.



"El precio de la bajada de bandera tiene que ver con los gastos que implica un auto, con el valor del combustible, con el costo de los repuestos y con el sueldo del taxista, que a su vez, no puede seguir desactualizado", explicó a NA el vicepresidente de la Sociedad de propietarios de automóviles con taxímetros, Norberto Ottaviano.



En el caso de la tarifa del pasaje de subte, tampoco se descartó una nueva suba, ya que la empresa Sbase, responsable de la administración de ese servicio, meses atrás advirtió que el ticket costaría $7,47, si el servicio no tuviera subsidios.