Martes 13: historia tras la mala suerte asociada a este día

Martes 13 de mayo de 2014
Hoy es martes 13, fecha temida por muchas personas de España, Latinoamérica y Grecia que lo asocian con un día de mal augurio para realizar trámites, apuestas y eventos en general. Existen casos de aerolíneas y pisos de edificio que han decidido omitir la fila o piso 13 por temor a que las personas no quisieran comprar o vivir allí. El temor a esta fecha es llamada Trezidavomartiofobia.

El origen de la reputación de la fecha nació hace mucho y se ha mantenido hasta el día de hoy, con clásicas frases como "en martes 13 ni te cases ni te embarques, ni de tu casa te apartes" y sus variaciones "en martes, ni hijo cases ni cochino mates" y "en martes ni tu casa mudes, ni tu hija cases, ni tu ropa tajes".

La historia tras la fecha:

El número 13: La mala reputación de este número se remonta a la Última Cena, pues se dice que Judas, el apóstol que traicionó a Jesucristo, era el treceavo en la mesa. Una leyenda escandinava también hace referencia a la fecha, señalando que en una fiesta de dioses en Asgard, un dios timador y asociado con el mal llamado Loki era el treceavo invitado. En las cartas del Tarot por otra parte, la carta de La Muerte es la número 13, sin embargo no representa la muerte física, sino más bien representa el fin de un ciclo y un nuevo comienzo. El libro de las Revelaciones o Apocalipsis de San Juan es el último libro del Nuevo Testamento, y allí en el capítulo número 13 se explica la llegada del anticristo y a la bestia. En la Cábala, una tradición esotérica relacionada con el judaísmo, se enumeran a 13 espíritus malignos. El 13 de octubre de 1307, más de cien caballeros templarios fueron arrestados en Francia, un acto motivado para incrementar el prestigio de la Corona. Felipe IV fue quien originó el movimiento, acusando falsamente a los templarios de herejía, inmoralidad y abusos.

El martes: El rechazo al día martes se remonta a los griegos. Para ellos, la fecha era un día de mala suerte, pues creían que los martes estaban dominados por la influencia de Ares, el dios de la guerra. Para los romanos la fecha también estaba vinculado con Marte, dios de la guerra. La caída de Constantinopla en la Cuarta Cruzada ocurrió un martes 13 de abril del 1204, y la caída de Constantinopla frente a los Otomanos ocurrió el 29 de mayo en un martes. La leyenda indica además que la confusión de las lenguas en la Torre de Babel ocurrió en un martes 13.