Detienen a Alec Baldwin por ir en bici de contramano

Indignado por lo sucedido, el actor contó en su cuenta Twitter que un oficial lo "arrestó y colocó esposas", en la Quinta Avenida.
Martes 13 de mayo de 2014

El actor estadounidense Alec Baldwin volvió a meterse este martes en problemas con la policía de Nueva York, al reaccionar de manera violenta tras ser detenido por circular a contramano con su bicicleta, indicaron a la AFP fuentes policiales.

El incidente tuvo lugar por la mañana en la Quinta Avenida a la altura del barrio de Flatiron, en el sur de Manhattan, indicó un vocero de la policía de Nueva York.

Baldwin, de 56 años y residente en el vecino barrio de Greenwich Village, "recibió dos multas, por alteración del orden público y conducir en sentido equivocado en una calle de mano única", señaló el portavoz.

Según contó el propio actor en su cuenta Twitter, un oficial lo "arrestó y colocó esposas por circular en dirección equivocada en la Quinta Avenida".

"Mientras tanto, fotógrafos afuera de mi casa aterrorizaban una vez más a mi hija y casi la golpean con una cámara. La policía no hizo nada", agregó.

"Nueva York es un carnaval de estupidez mal manejado que está desesperado por el dinero y ansioso por criminalizar conductas que antes se consideraban benignas", continuó.

Baldwin deberá presentarse ante un juez el próximo 24 de julio, según la policía.

Conocido por su ira y sus tensiones con los fotógrafos y recientemente acusado de homofobia, Baldwin confesó en febrero pasado que ya no podía "vivir más en Nueva York", una ciudad que,
según él, ha cambiado pero para peor.

En un artículo publicado en la revista New York, el actor anunció sus planes de decir "adiós a la vida pública" después de 30 años en el candelero.

Baldwin dejó atrás un año 2013 "bastante horrible", exceptuando el nacimiento de su hija Carmen con su nueva esposa Hilaria.

En junio, había hecho comentarios homófobos contra un periodista que dijo que Hilaria, de 30 años, había tuiteado durante el funeral del actor James Gandolfini.

En noviembre, perdió su programa de televisión en la cadena MSNBC después de insultar y perseguir a un paparazzi que acechaba a su esposa y a su bebé.

El actor reconoció que no tendría que haber reaccionado como lo hizo en ciertas situaciones, pero cuestionó esta ciudad donde los fotógrafos se han convertido en "depredadores".