La primera nota de Nazarena tras el suicidio de Fabián

"A Thiago Le dije que papá está en el cielo, durmiendo con Dios", dice el título de la portada.
Martes 13 de mayo de 2014
Nazarena Vélez, tras atravesar su duelo en privado, sólo expresando el dolor a través de las redes sociales y sin hablar con la prensa, finalmente la actriz decidió romper el silencio mediático.

La vida de Nazarena Vélez cambió para siempre después de que su marido, Fabián Rodríguez, tomó la trágica decisión de suicidarse mientras ella estaba a punto de regresar de unas vacaciones en Miami.

Nazarena, en una entrevista con la revista Gente, posó junto a su hijito Thiago: "Le dije que papá está en el cielo, durmiendo con Dios", dice el título de la portada.

"Thiago está entendiendo por qué el papá no viene. Hago lo que puedo y lo que los psiquiatras me recomiendan. El también está yendo, porque Fabián es un padre muy presente y su ausencia es tremenda", reveló.

"No entiendo por qué lo hizo, pero lo perdoné porque lo amo. Eramos la familia Ingalls; trabajábamos juntos, yo sabía dónde estaba él, él donde estaba yo... Le decía 'andá con tus amigos, salí'. Y el respondía: 'Mi mejor programa sos vos'. Fue una amputación sin anestesia", afirmó.

Y agregó: "El me hace falta. Habíamos tenido una crisis, pero no íbamos a separarnos. Nunca me dijo que teníamos un problema financiero; voy a pagar hasta el último centavo".

Nazarena Vélez también relató cómo fue el momento de su llegada a Buenos Aires: "Cuando bajé del avión y fui a la morgue, entré a verlo y lo abracé, lo besé, le toqué el cuello, donde tenía lastimado y le hablé y lo puteé también: 'Boludo, ¿por qué no me dijiste que te pasaba algo? Me hubieras hablado. Lo hubiéramos resuelto, como siempre, fuera lo que sea'".

Luego se refirió a cómo se enteró de la noticia: "Estaba en el aeropuerto de Miami, cuando a las diez y diez de la noche me llegó el mail al celular, donde decía que se iba con su papá. Le dije a mi hermana: 'Fabi se va, se mata'".

"Nadie me lo confirmaba desde Buenos Aires. Un productor me dijo que lo había llamado a Fabián, que parecía que habían asaltado la productora, que estaba trabada la puerta. Yo dije: 'Fabi está ahí adentro, se mató ahí'. Yo estaba segura. Sentía por dentro que él estaba muerto. Estaba en shock", relató.

También reconoció en la entrevista: "Es cierto que en estos casos te queda cierta culpa. Todavía me digo para qué me fui a Miami. Pero sólo él me podía explicar qué pasó. Porque te aseguro que estábamos muy lejos de separarnos".
RG/OM