"Tenemos una linda posibilidad de hacer algo grande"

Miércoles 14 de mayo de 2014
El capitán del seleccionado argentino de fútbol, Lionel Messi, aseguró este martes que el equipo de Alejandro Sabella tiene "una linda posibilidad de hacer algo grande" en la Copa del Mundo de Brasil.

"Creo que llegamos en un buen momento, que tenemos una linda posibilidad de hacer algo grande y vamos con tranquilidad e ilusión de poder conseguir el objetivo", comentó el delantero del Barcelona desde España.

Messi admitió que Argentina "siempre está obligada a pelear por los campeonatos" y que "siempre es favorita" por la historia que tiene.

"Los favoritos como siempre son las grandes selecciones, las que están acostumbradas a ganar mundiales, las que ya lo consiguieron ganar alguna vez, las que siempre están peleando por los títulos y después alguna sorpresa que siempre aparece en un Mundial", resaltó el crack rosarino.

Este sábado, Messi intentará con el Barcelona ganarle de local al Atlético de Madrid y quedarse con una nueva Liga de España, para así después enfocarse en lo que será su tercera Copa del Mundo a nivel mayores.

Messi ya fue con el seleccionado argentino campeón mundial Sub 20 en Holanda 2005 y medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, pero va a Brasil 2014 con toda la intención de levantar el premio más grande de todos.

Por otro lado, desconoció el futuro futbolístico del entrenador de Barcelona, su compatriota Gerardo Martino, pero apuntó que "algún día" dirigirá el seleccionado argentino de fútbol.

"No sé cuál es su idea, si querrá seguir en el club, pero seguramente algún día lo veremos en la Selección Argentina", manifestó Messi. De esta manera, le brindó su apoyo al "Tata", quien es cuestionado por hinchas y directivos del equipo "culé" que este año fue eliminado en cuartos de final de la Liga de Campeones de Europa ante Atlético de Madrid y perdió la final de la Copa del Rey frente a Real Madrid, pero tiene chances de ganar la Liga española.

El "Tata" tuvo su única experiencia mundialista cuando dirigió al seleccionado paraguayo de fútbol en Sudáfrica 2010 y cayó en cuartos de final ante el campeón España.