María Cash: el Papa Francisco habló con su mamá

Francisco llamó a María del Carmen Gallegos para reconfortarla por la reciente muerte de su marido Federico y le pidió que difundiera la conversación telefónica.
Jueves 15 de mayo de 2014
El papa Francisco llamó a María del Carmen Gallegos, madre de la joven desaparecida María Cash para reconfortarla por la reciente muerte de su marido Federico y le pidió que difundiera la conversación telefónica.

La llamada fue a nombre de Jorge Bergoglio y tuvo lugar el sábado 10 de mayo, dos días después de haber recibido el Pontífice una carta de la madre de María Cash en el Vaticano llevada por Gustavo Vera, titular del grupo La Alameda.

En esa misiva, María del Carmen le pedía "socorro" y "que nos ayude", según confió hoy la mujer a NA: "le dije que nadie se ocupa de nosotros y que necesitamos un investigador serio y que carezco de los recursos para contratarlo, entonces el Papa me dijo 'comencemos con esto: ahora trate de difundir que yo la he llamado, después veremos'".

"Después que corté con el Papa, la sensación fue de paz porque con todos estos golpes mi cuerpo está que revienta de bronca y desesperación", sostuvo en diálogo con NA.

También recordó como sucedieron los hechos al relatar que María Cash desapareció el 8 de julio de 2011 en Salta, "pero de acá salió con destino a Jujuy, iba a la casa de un amigo, llevaba ropa, sus cosas, porque era diseñadora y vería como le iba en Jujuy, pero la última persona que la vio fue el camionero que la dejó en la Difunta Correa que es en Salta, de ahí no se sabe más nada".

Recientemente falleció en un accidente de tránsito su marido Federico cuando buscaba a su hija, "lo que significó un golpe más, pero ahora esperamos que aparezca María".

"Se formó la Fundación María Cash para ayudar a las chicas desaparecidas, en su búsqueda, que hay tal cantidad, yo voy a ser la presidenta y mis tres hijos serán el contador, vocal y secretario, cuando el Gobierno me dé la ayuda. Estoy llamando y todavía no he tenido contestación. No cuento con medios para poder empezar con esto", se lamentó.

También confirmó que la Fundación surgió porque "hemos encontrado chicas que estaban cautivas gracias a la búsqueda de María".

"Después de la muerte de mi marido esperaba que me enviaran un psicólogo, pero nadie lo hizo- Si bien espero asistencia del Gobierno de la Nación, el Gobierno de la Ciudad si quiere también puede ayudar", dijo.

El disparador que significó la llamada de Francisco el sábado la llevó a escribir una nueva carta, esta vez destinada a los medios de comunicación para cumplir con el pedido del papa y que se difunda su llamado, pero también para "hacer saber cómo están las cosas".

"En la tarde del día sábado a las 14:45 recibí uno de los llamados más esperados desde la desaparición de mi hija María. Con la humildad que lo caracteriza, la voz de Su Santidad el Papa Francisco me llenó del Amor, la Fe y la Esperanza que hace casi tres años desaparecieron de mi vida", dice el escrito.

También señala que "esta huerfandad en la que transito mis días pareció esfumarse al menos por un momento, el Santo Padre me estaba llamando. Me dio su total apoyo, me demostró su preocupación con cariñosas palabras y dijo que rezaba por el alma de mi marido, mi familia y por mí".

"Soy una madre, esposa y ciudadana golpeada por los flagelos que castigan a la Argentina. Una madre sin hija, producto de la inseguridad. Una esposa sin marido, producto de la inseguridad
vial. Una ciudadana sin justicia, víctima de la ineficiencia e ineptitud de un Poder Judicial que pretende justificarse en la falta de recursos, que luego veo malgastar", reza la carta.

Reclamó una "acción concreta por parte del Juez Miguel Antonio Medina, titular del Juzgado Federal Nº 2 de Salta y del Gobierno Nacional y Provincial de Salta. Todos ellos responsables primarios por una búsqueda que hasta ahora no ha tenido ningún resultado".